lunes, 30 de junio de 2014

Arte en 8 bits

Bob Ross

Si son de la generación de los 80’s, probablemente cuando ven una imagen con una baja resolución, y si la observan en la computadora mientras más aumentan su tamaño va perdiendo la definición, lo primero que se viene a la mente es que la imagen está pixeleada, pero con nostalgia recordarán a Pacman y Mario Bros, y los primeros videojuegos de las consolas Atari y Nintendo.

Autorretrato de Vincent Van Gogh

La Noche Estrellada - Vincent Van Gogh

Esa imagen que vemos pixeleada es básicamente un efecto indeseado que se produce cuando una imagen se amplía en tamaño y esos elementos que son la parte más pequeña de la pantalla del monitor que la componen, representados por los pixeles, son visibles por el ojo humano.

El dormitorio en Arlés - Vincent Van Gogh

La venta de El Grito - Edvard Munch

Debemos recordar a aquellas antiguas computadoras y consolas de videojuegos, que debido a la baja resolución que podía mostrar su hardware de video era posible visualizar los bordes curvados y líneas diagonales de los elementos mostrados en pantalla, un efecto conocido como de bordes aserrados o "dientes de sierra".

La Mona Lisa - Leonardo da Vinci

La Mona Lisa de Leonardo da Vinci en el Museo de Luvre

El bus de datos [dispositivo mediante el cual al interior de una computadora se transportan datos e información relevante] de esas consolas era de 8 bits, lo que significa que su capacidad de procesamiento o su velocidad de transmisión era limitado.

David- Miguel Ángel Buonarroti 

Sigmund Freud

Para algunos una imagen pixeleada o un trabajo realizado en 8 bits representa una baja calidad, pero hay quienes recrean esa estética para concebir nuevas corrientes artísticas. Además en la actualidad lo retro está en boga.

Dora Maar con gato - Pablo Picasso

La Última Cena  - Leonardo da Vinci

Adam Lister es un joven artista visual estadounidense que recuerda aquellos juegos de video en 8 bits, lo que le inspiró a trabajar en acuarelas que combinaran esa estética con técnicas de la pintura clásica como el cubismo, el minimalismo, el abstraccionismo geométrico para reinterpretar cuadros de artistas célebres y escenas de la cultura pop.

La joven con el arte de perla - Johannes Vermeer 

El Hijo del Hombre  - Rene Magritte

La fusión de las diversas corrientes artísticas llevadas al terreno de los 8 bits dio como resultado singulares pinturas en las cuales podemos reconocer de inmediato las referencias: Los Simpson, Forrest Gump, Darth Vader y Willy Wonka; así como cuadros clásicos, como La Gioconda de Leonardo Da Vinci y La Noche Estrellada de Vicent Van Gogh.

La Princesa de Broglie - Jean Auguste Dominique Ingres

Gótico estadounidense - Grant Wood

Lo primero que hace Lister es dibujar a lápiz para ir desarrollando el boceto a través de una descripción geométrica, utilizando sólo líneas verticales y horizontales. Poco a poco un círculo se vuelve un cuadrado, una diagonal se convierte en una escalera, y la traslación de la idea original es reorganizada a través de un lenguaje visual inspirado en 8 bits.

Superman

Sr. Spock y Kirk - Viaja a las Estrellas

Mujer Maravilla

Líneas y colores simples, y la delicada transparencia de la acuarela que permite un contraste con la rigidez geométrica y las texturas rugosas e irregulares, dan forma a atractivas composiciones visuales en 8 bits que reinterpretan obras de arte famosas, escenas y personajes de la cultura popular.

Batman y Robin

Ironman

Los Simpson

Un arte que dentro de la complejidad de la combinación de las corrientes artísticas lleva su toque de sencillez, tal como el poder de aquellos procesadores de los años 80, que era limitado y por eso las imágenes producidas y los sonidos tenían esas cualidades de sencillez.

Willy Wonka

El Padrino

Heisenberg  - Braking Bad

Si le late la obra de Adam Lister y quieren conocer más sólo necesitan dar click sobre el nombre.

C-3PO y Luke Sky Walker - La Guerra de las Galaxias

Darth Vader - La Guerra de las Galaxias

Yoda - La Guerra de las Galaxias

R2-D2 - La Guerra de las Galaxias

domingo, 29 de junio de 2014

Claqueta Emergente: Amor sin Control


Título original: Thanks for Sharing…. Director: Stuart Blumberg…. Año: 2012…. País: Estados Unidos…. Tópicos: Comedia, Drama, Romance, Cine independiente.


A primera vista Adam, Mike y Neil tienen poco en común. Sin embargo todos se encuentran inscritos en una novedosa terapia que promete curarles de su adicción al sexo en tan sólo 12 pasos. Superando una a una las pruebas a las que son sometidos, su único apoyo serán los otros miembros del programa que se convertirán en amigos fieles para salir juntos del bache y recuperar sus vidas.

sábado, 28 de junio de 2014

VJ Emergente [83]




Molotov "Lagunas Mentales" del disco Agua Maldita del 2014
[Escucha el LP en Spotify]




Sonido Gallo Negro "Selvática 'Alfonso Graña'" del disco Sendero Místico del 2014
[Escucha el LP en Spotify]




Sharon Van Etten "Taking Chances" del disco Are We There del 2014
[Escucha el LP en Spotify]




tUnE-yArDs "Water Fountain" del disco Nikki Nack del 2014
[Escucha el LP en Spotify]




We Have Band "Someone" del disco Movements del 2013
[Escucha el LP en Spotify]

viernes, 27 de junio de 2014

Momentos bochornosos


Uno de los momentos más embarazosos de cualquier ser humano es caerse enfrente de alguien o de muchas personas. La sensación de perder la vertical se traduce en milisegundos llenos de bochorno.



Lejos de pensar en la caída, lo primero que viene a la mente es quién o quiénes podrían estar viéndonos, mientras, seguimos en ese descenso hacia la superficie que nos mantiene de pie, o al menos así debería de ser, porque en esos instantes no lo parece.



Aún vamos en el aire marcando una caída segura y seguimos sin pensar si será de rodillas, si alcanzaremos a meter las manos o de plano nos iremos de boca contra el suelo. Lo importante es que nadie nos vea, si eso es posible, o por lo menos que sea la menor cantidad de personas.



Le tememos a la burla. Que los colores se suban a la cara es un signo de vergüenza. Una vez que aterrizamos, lejos de hacer el conteo de los daños a nuestro cuerpo, volteamos para hacer el recuento de las personas que nos vieron, aquellos que quizá se espantaron, los que corren a ayudarnos, pero sobre todo, los que se están riendo.



Hay quienes no saben donde meterse para dejar de ser el blanco de las carcajadas, pero también existen los que se ríen de ellos mismos, restando importancia a los que hayan visto la caída o se hayan reído. Ellos son más felices tonteándose a sí mismos.



El inventario de las raspaduras viene después cuando se ha bajado la adrenalina de la acción incómoda de un día que ya no es cualquiera: rodillas y/o codos rojos o ensangrentados, manos agrietadas y con escoriaciones, incluso, labios partidos y dientes rotos.



Las caídas son uno de los recursos más utilizados en las películas o series de comedia, ya que siempre provocan risa en los espectadores debido a las formas que se dibujan en el aire, las caras de quien va en picada y la figura que está en el suelo. Aquí se exagera más para que la secuencia sea entrañable, aunque no dudamos que en algún momento algo así pudiera suceder.



Con base en estas situaciones bochornosas, el fotógrafo italiano Sandro Giordano crea el proyecto In ExtremisBodies With No Regret con imágenes hilarantes de personas que se desplomaron de manera cómica.



Hombres y mujeres son sujetos de sufrir un percance, los accidentes no tienen género. En las fotos podemos ver, literalmente, como se cumple esa frase coloquial de “quedó patas arriba”, pues sus modelos tienen la cara plantada en la superficie y las piernas en el sentido inverso de donde deberían estar.



Por cierto, cada caída no sólo contempla al sujeto en el suelo, sino que tiene efectos colaterales en lo que hay a su alrededor o con lo que traía en las manos. No sólo el cuerpo sale volando, sino los objetos que se rompen, se desparraman o se ruedan saliendo de su cauce.



Es probable que muchos de ustedes se identifiquen o revivan ese instante, ya sea que les haya pasado o lo vieran en otra persona. La pregunta final es, ¿qué es más importante en la caída: lastimarse o que alguien se ría de nosotros?



Para conocer más del trabajo de Sandro Giordano, den click en su nombre y apellido.