jueves, 31 de julio de 2014

Minimalismo heroico


Los superhéroes son la ficción creada de personas que anhelamos ser o que nos gustaría que nos salvara cuando estamos en problemas. Estos personajes con poderes sobrenaturales vienen a suplir los sueños de un mundo mejor donde la maldad es combatida y vencida por los buenos.



A lo largo de la historia han surgido infinidad de superhéroes en muchas partes del mundo y todos cubren la misma necesidad de la humanidad: vivir en paz. Estamos seguros que muchos países tienen a sus héroes locales.


En México tenemos al único e inigualable El Santo. El Enmascarado de Plata era y sigue siendo capaz de vencer a momias, vampiros, hombres lobo y extraterrestres con sus grandes lances y llaves de lucha libre. Ha brincado las fronteras y se ha convertido en un icono mundial.



Hay una larga lista de superhéroes que han salido de la imaginación de grandes creativos de la fantasía. Sólo por mencionar a algunos tenemos al Sorprendente Hombre Araña, Batman y Robin, He-Man, Leon-O, Thor, el Capitán América, Iron Man, Superman, la Mujer Maravilla, Flash, incluso la nómina también recae en animales como las Tortugas Ninja.


Cada uno de estos personajes [o por lo menos la mayoría] han pasado de las páginas technicolor a la pantalla chica y grande, y cada uno compite para ver quién tiene los mejores efectos especiales, aunque a veces no la mejor historia como le sucedió a Linterna Verde, película para el olvido y la cual Sheldon Cooper no deja de criticar.



Con el paso del tiempo, sus historias se han adaptado a la modernidad, porque muchos de ellos salieron hace varias décadas. Las crónicas personales se apegan más a la vida cotidiana de cualquier individuo.


Lo que nunca cambia es la distribución de los colores de sus trajes [si es que los usan, porque Hulk gusta de quedarse sólo con los pantalones rotos y cortos]. La mayoría, al ser producto netamente estadounidense, se basan en azul, rojo y blanco para que al momento de que salgan victoriosos se enarbole la bandera de los Estados Unidos.



Lo que si ha cambiado es la estilización de los personajes, al grado de que Superman es un metrosexual de acero, alejado de aquel Clark Kent delgado y con ropa de granjero; Batman deslumbra con su riqueza y galantería haciendo olvidar a Adam West de la serie de televisión de los “sock, pow, whap, biff, oooof!” que salían tras cada golpe a los malos.


Es así como llegamos a un nuevo remake de los diseños de estos personajes de cómic que corren a cargo del ilustrador y diseñador de juguetes francés Yann le Nevé, mejor conocido en el mundo gráfico como “Bunka”, al otorgar atributos minimalistas a la acción contra los malosos.



Sus trazos se menean de las líneas rectas a las curvas dando forma a un personaje que devela su identidad gracias a los colores y a la clasificación por historieta. Respeta la esencia de cada superhéroe en su postura de defensor de la justicia.


En esta colección podemos ver la ropa interior que usan los superhéroes en el tendedero, a los Avengers, la Liga de la Justicia, Dragon Ball Z, Hellboy, a He-Man o el universo de Superman.



Si les gustó la imaginación de Bunka, den click en el nombre para conocer más de su obra.

miércoles, 30 de julio de 2014

Extraños planetas


El Universo ha sido un misterio, aún con todas las investigaciones y todo lo que se conoce hasta ahora, todavía lo es. Desde las explicaciones mitológicas o religiosas del pasado, hasta los actuales medios científicos y técnicos de que disponen los astrónomos, hay un gran salto cualitativo que se ha desarrollado, sobre todo, a partir de la segunda mitad del siglo XX.


Imágenes captadas con telescopios como el Hubble muestran la espectacularidad de los cuerpos que habitan el espacio revelando algunos de sus secretos, pero que dejan la ventana abierta para seguir estudiándolos y descifrar más de sus enigmas.


En el caso de nuestro planeta, la primera fotografía de la Tierra que asombró a la humanidad fue captada desde el espacio por una cámara colocada en un globo aerostático de origen estadounidense en  1930. Dieciséis años más tarde se tuvo registro gráfico captado desde un cohete. Se trataba de un misil que portaba una cámara de 35 mm con la capacidad de tomar una foto cada segundo y medio, en blanco y negro. Así se obtuvo la primera imagen desde más de 100 km de distancia de la superficie terrestre, una altura 5 veces superior a la registrada por primera vez.



Le siguieron las fotos que se extrajeron del rodaje realizado por Titov en 1961 durante las 17 vueltas que dio al globo terrestre, realizadas a 300 km de altitud. Otras más tomadas desde satélites artificiales y naturales, así como la famosa imagen en la que aparecen la Luna y la Tierra en la misma toma, fotografiada por el astronauta Neil Armstrong cuando descendía a la superficie lunar a bordo del Apolo 11.


Además de las imágenes satelitales, la vista desde los observatorios, los telescopios, registros de los astronautas, se han descubierto nuevas imágenes, tal vez no sean de la tercera roca del Sol, quizá correspondan a otro planeta, y no de los ya reconocidos.


El responsable de las imágenes es el fotógrafo inglés Jason Tozer, que sin solicitar de un permiso especial o espacial a la NASA, y desde la comodidad de su estudio tiene en su archivo espectaculares instantáneas de burbujas de jabón que bien podrían pasar como planetas.


Tozer utiliza jabón, un aro y una técnica de iluminación impactante, con los que es capaz de crear una mezcla de colores y texturas que originan escenas que podrían confundirse con las imágenes de un cuerpo celeste.


Jason Tozer empleó una cámara Hasselblad y un lente de 135 mm para capturar la superficie tornasolada de distintas burbujas. El fotógrafo desarrolló una técnica especial en el manejo de la luz que le permitió iluminar cada burbuja y hacerla reflejante. Iluminó a cada una de manera distinta y utilizó un aro para manipular las texturas y remolinos obteniendo cuerpos que asemejan planetas, sólo que con más colores casi llegando a ser psicodélicos.


Para conocer más de la obra de Jason Tozer sólo den click sobre su nombre. 


martes, 29 de julio de 2014

Mensajes sobre el humo


La semana pasada en el post Un mundo sin enemigos les contamos un poco acerca del conflicto en Medio Oriente y cómo se ha organizado un sector de la población para repudiar los enfrentamientos entre israelíes y palestinos.


Los eventos cada día cobran mayor relevancia en el ámbito mundial. Los diversos videos captados por los medios de comunicación nos muestran lo sangrienta que puede llegar a ser una guerra de esta índole, y como siempre sucede, la sociedad es la que se ve más afectada.


Salen y seguirán saliendo historias personales de vida como la del bebé que nació a pesar de que su madre ya estaba muerta. La población infantil es la que está sufriendo los embates de los ataques. La complejidad que conlleva poder explicarle por qué sucede este conflicto debe ser difícil.


Todo parece indicar que quienes tienen el poder y la ofensiva viene del lado de Israel. Su autoridad está presente y lo hace sentir con las ráfagas que lanza de manera continua e intermitente sobre la Franja de Gaza.


Y así como existen videos, también hay fotografías que circulan por los medios electrónicos y en las redes sociales a gran velocidad, permitiendo al mundo entero ver los tristes resultados que afectan a la población palestina que corre y se refugia por salvar su vida.


El astronauta Alexander Gerst publicó en su cuenta de Twitter unas fotografías tomadas desde el espacio donde se pueden apreciar cómo se ven los bombardeos, parecieran el entramado de la red de electricidad, sin embargo, cada destello es sinónimo de una explosión provocada por los misiles israelíes.


La comunidad internacional a través de diferentes canales ha solicitado un alto a las hostilidades, logrando apenas una tregua por unas cuantas horas. Sumándose a estas peticiones se encuentra un grupo de artistas palestinos que busca cooperar por medio de su imaginación.


Dicen que “la unión hace la fuerza” y ese es el mensaje que tratan de dar al retomar algunas imágenes de fotografías que se han publicado y que muestran la columna de humo que despiden los bombardeos.


Los artistas intervienen estas columnas para montar sobre ellas trazos que se convierten en puños levantados, una madre con su hijo en brazos, palabras de victoria y libertad, pero sobre todo, una comunidad que está sufriendo y que necesita fuerza para soportar las refriegas.

lunes, 28 de julio de 2014

Cartografía humana


Cuando tenemos que visitar algún sitio fuera de nuestros territorios siempre es importante contar con la dirección exacta. Pedimos puntos de referencia para ubicarnos mejor: la tiendita, la farmacia, el parque, la gasolinería, la sucursal bancaria; y antes de emprender el viaje a la zona desconocida investigamos cómo llegar.



Un croquis puede ser la solución perfecta para encontrar el domicilio, aunque en ocasiones, sobre todo si se es despistado, ni un mapa nos salva, hay quienes incluso terminan más desubicados.



Para algunas personas leer un mapa tiene su grado de dificultad, habrá a quienes las cuestiones de la cartografía no se les da. Si no se tienen bien ubicados los puntos cardinales, es probable que se pierda en el camino.



El ser humano ha usado mapas desde la más remota antigüedad, y posiblemente ya los hacían en épocas prehistóricas. Quizá  algunos dibujos encontrados en cuevas y refugios, con un significado desconocido hasta el momento, sean croquis de los territorios donde vivían y cazaban.



En México la reconocida Guía Roji, compañía líder en producción de planos y guías del territorio nacional, apareció en 1928 para ubicarnos en cualquier colonia, delegación, municipio, estado.



Con los avances tecnológicos, los mapas ya no sólo se leen en papel, han dado el salto al plano digital. Ahora podemos consultarlos por medio de internet y hasta en 3D. Con fotografías actualizadas de la zona, se puede hacer un recorrido virtual que nos sitúa en el lugar deseado, facilitando la búsqueda en el plano real. Incluso existen aplicaciones para los smarthphones de navegación por voz de mapas, que nos indican con detalle por donde es mejor circular, y dan instrucciones precisas para llegar al sitio buscado, inclusive con la capacidad de calcular el tiempo del recorrido.



En Gales, existe un ilustrador y pintor, interesado en la geografía y  todo lo relacionado con los planos cartesianos llamado Ed Fairburn, quien ha realizado sus propios mapas, pero para ubicar con detalle las expresiones de rostros humanos.



El trabajo de Fairburn es fundamentalmente figurativo. Pinta, dibuja y construye utilizando una gama flexible de materiales así como de superficies y contextos. Ed examina los diferentes patrones y estructuras existentes en el cuerpo humano, para después reconstruirlos en todo tipo de áreas estampadas.



Mapas geográficos, hidrográficos, orográficos, topográficos sirven de base para que Ed una todos los trazos y encuentre un rostro. De manera que las carreteras pueden conformar las venas, las divisiones políticas integran las líneas de expresión.



Vías, caminos, montañas, altiplanos, ríos, carreteras o calles reflejan, metafóricamente, las vivencias, sentimientos y emociones de esos rostros.



Para conocer más obras de Ed Fairburn sólo tienen que dar un click sobre su nombre y apellido.