martes, 30 de septiembre de 2014

El prejuicio irreverente



Dice la Real Academia Española en una segunda acepción que el prejuicio es la “opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal”Cuántas veces hemos escuchado la famosa frase de “como te ven, te tratan”. Desgraciadamente es una verdad que lastima a la sociedad y a las personas que son prejuzgadas sin una base de conocimiento.



Y esto aplica a muchos rubros de la vida. Cuando conoces a una chica/o y te llevan a conocer a sus papás lo primero que afloran son las ideas preconcebidas que vienen acompañadas con tu apariencia.



Si vienes vestida con un escote, con una falda corta, con la ropa entallada, si el cabello lo traes hecho un desastre, si usas zapatos de tacón o tenis, si están limpios o sucios, si traes las uñas cortas o largas. Todo esto es una pequeña muestra de lo que padecen las mujeres.



Los hombres tienen una historia similar con los agregados de traer el cabello largo, aretes y tatuajes te hacen ver como un maleante, el rufián que quiere llevarse y pervertir al ángel y alegría del hogar; si tiene coche o anda en transporte público, si hablas cantadito, refinado, intelectual, fresa o ñero, si eres blanco, negro, moreno o amarillo.



La sociedad tiende, como si fuera regla general, a criticar lo que no conoce. Muchas historias derivan en eso tan detestable que es que “la primera impresión es lo que cuenta”Puede haber muchas impresiones, pero ninguna vale como conocer en realidad a una persona, sea de la tendencia que sea, sea de la religión que sea, sea de la posición económica que sea, sea lo que sea. Hay grandes sorpresas cuando hay una relación más estrecha. Es así como surge el “cuando te conocí me caías mal, pero ya que lo hice, eres buena onda”.



Estados Unidos es una nación que vive de los prejuicios hacia las comunidades latina, lésbico-gay y religiosas. A pesar de la serie de conflictos raciales que tienen en su historia, no logran superar ese tema y es algo que la comienza a consumir y a dividir: existen los otros y son una fuerza que empuja el desarrollo de su nación.



El fotógrafo Joel Parés es un excelente narrador visual, ya que a través de su colección Judging America logra plasmar los sentimientos de una nación que se dice rectora de los valores y principios mundiales, pero que están encubiertos por un conjunto de prejuicios hacia los demás.



La falta de aceptación la lleva cada vez más a conflictos internos entre quienes no tienen ningún problema por convivir y aceptar que otros pueden obtener un trabajo y quienes siguen pensando que los indigentes, inmigrantes, veteranos de guerra, la comunidad negra, las personas de medio oriente o los asiáticos son los malos de la historia [Jack Bauer  de 24 siempre combatía contra ellos].



Parés juega con el humor negro, la ridiculización y la proyección de imágenes terroríficas para la sociedad puritana de los Estados Unidos al plasmar un juego irreverente de doble cara, de doble profesión, de un anonimato que es más enriquecedor, pero que sin embargo, al no conocer a la persona, se pensaría que trata de apoderarse de algo que no es suyo.



Para conocer más del trabajo de Joel Parés, den click en su nombre.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Iris: el arte del autismo


¿Han escuchado la frase "anda en su mundo"? Es muy común cuando se le habla a una persona y no hace caso ni reacciona porque se encuentra metido en sus propios pensamientos.


Esa introspección hacia uno mismo provoca la separación de nuestra mente con la realidad que nos rodea. Sumergirse en el grande y maravilloso mundo de los pensamientos es gratificante y representa viajes únicos e inigualables.


El cerebro ha sido estudiado por décadas. Con el paso del tiempo se han develado varios misterios, sin embargo, su conocimiento total podría llevar una eternidad.


Hay otra consigna que dice "cada cabeza es un mundo", y es contundente porque es una de las verdades de la vida. Las personas tienen características diferentes, nadie es idéntico, y hablamos de miles de millones de seres.


El ensimismamiento es una condición donde el individuo aprende a confiar sólo en si mismo, renuncia, por conceptualizarlo de alguna forma, al mundo exterior y se concentra en su mundo interior.


Si los padres o personas alrededor de este tipo de sujetos no ponen atención suficiente, podrían estar frente a un caso de autismo, que le impediría un desarrollo social, evidenciado por el escaso contacto visual y el nulo contacto físico, entre otras conductas inusuales, pero propias de la enfermedad.


El autismo se presenta de diferentes maneras, pero todas derivan en un comportamiento diferente. Algunos suelen ser muy pasivos y otros hiperactivos, su imaginación e inteligencia llegan a ser exponenciales o estar dormidas.


Tal es el caso de la pequeña pintora Iris Grace, una niña de 5 años que ha sorprendido al mundo al plasmar sobre lienzos una parte de sus pensamientos de manera artística.


A simple vista Iris parece una niña normal, con una vida relajada y despreocupada, lo que nadie percibe es que la sustancia de su ser es el autismo.


Sus padres la describen como una niña encantadora, divertida, serena, refinada, inteligente, astuta y completamente hermosa; ama la naturaleza, el agua, las flores, los árboles, el viento, los libros, las pinturas y bailar de puntitas.


Apenas comienza a hablar, pero tiene grandes problemas para interactuar con los demás. La forma que adoptó para expresarse es a través de los movimientos y el arte.


Iris encontró en la pintura un horizonte que ayuda en su terapia. Su talento es indescriptible, ya que cada una de sus obras le toma alrededor de dos horas para plasmarla en el lienzo, reflejando su alto grado de concentración.


Su técnica es la acuarela, ella misma escoge lo que va a utilizar y mezcla los colores al entender cómo interactúan entre sí. Esta es la forma de exhibir la belleza que se encuentra dentro de su alma.


Para conocer más del autismo y las increíbles obras de Iris Grace, den click en su nombre.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Claqueta Emergente: Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!


Título original: Les garçons et Guillaume, à table ..... Director: Guillaume Gallienne ..... Año: 2013 ..... País: Francia ..... Tópicos: Comedia, Drama, Hechos reales, Biográfico, Homosexualidad ..... Festivales: Cannes, César, Gijón


Película biográfica con toques de comedia sobre el cineasta y artista Guillaume Gallienne. Se centra sobre todo en la estrecha relación que tenía con su madre. Un recorrido por las emociones, los recuerdos y la familia.

sábado, 27 de septiembre de 2014

VJ Emergente [96]



Alt-J "Every Other Freckle" del disco This Is Yours del 2014
[Escucha el LP en Spotify]




Client "Refuge" del disco Authority del 2014
[Escucha el LP en Spotify]




Alpaca Sports "Just Like Johnny Marr" del disco Sealed with a Kiss del 2014
[Escucha el LP en Spotify]




Chinawoman "Woman is a Still a Woman" del disco Let's Part in a Style del 2014
[Escucha el LP en Spotify]




King of Prussia "Your Condition" del disco Zonian Girls and the Echoes That Surround Us All del 2014
[Escucha el LP en Spotify]




... y el playlist de la Resonancia Emergente...

viernes, 26 de septiembre de 2014

La Princesa de los Lunares


A lo largo de la línea de vida del arte hay casos extraordinarios, o no tanto, de artistas que han llegado a su clímax [algunos se mantienen ahí, otros ya no] mientras se encuentran en un estado alterado.


Las drogas de varios tipos, el alcohol o las enfermedades mentales son las que influyen en la creatividad de los genios. Su imaginación es exponencial, ya sea por la maximización de los sentidos o por inducción a mundos fantásticos creados por la mente.


Tenemos grandes ejemplos como Jim Morrison, adicto a los alucinógenos; Ernest Hemingway, adicto al alcohol y enfermo bipolar; Truman Capote, adicto al alcohol y diversas drogas; Charles Bukowski, Edgar Allan Poe y Henry Miller, adictos al alcohol, cada uno de ellos con una calidad artística innegable, pero que quizá se debía, en gran parte, al influjo de sustancias.


Las enfermedades mentales son otros catalizadores de creaciones artísticas. Las alteraciones que sufren las personas en su razonamiento y comportamiento hacen que su realidad se vea alterada, una acción pocas veces comprendida que sólo son atendidas en instituciones médicas por los tipos de tratamientos, reacciones y secuelas.


Las condiciones de vida a las que se presenta la gente que tiene padecimientos de este tipo se vuelven complicadas, ya que el mundo no está diseñado ni preparado para convivir con ellos. Las personas sanas pueden llegar a ser intolerantes o no tienen la capacidad de cuidado.


Dentro de sus disfunciones mentales, tienen un universo que sólo ellos comprenden, a veces de difícil acceso para los demás, pero que está basado en una lógica que después de ser estudiada resulta verdadera.


Llegan a ser personas con coeficientes intelectuales que están por encima de la media. Cuando deciden plasmar su mundo en alguna disciplina, los resultados son increíbles, impactan a la sociedad racional y se convierten en personajes aceptados con el plus de estar enfermos.


La artista japonesa Yayoi Kusama, conocida como La Princesa de los Lunares, padece de un desorden obsesivo compulsivo desde su infancia, aunque en realidad nadie sabe con certeza el diagnóstico.


Por ello, desde 1977, decidió internarse en un hospital psquiátrico, lugar donde ha liberado sus alucinaciones y que incrusta en diferentes disciplinas artísticas como la pintura, literatura, escultura, collage, perfomances e instalaciones.


Estas visiones le han dado una gran lucidez para lograr obras con un esplendor único. Sus doctores ven como una gran hazaña que su creatividad influye en su salud, ya que con más de 80 años de edad, su intelecto continua inquebrantable.


Los estudiosos de Kusama concluyen que gran parte de su obra es autobiográfica y están centradas en gran medida en la figura libertina de su padre y los maltratos que recibía de su mamá.


Sus trabajos tienen patrones circulares obsesivos, así como una inclinación a mostrar penes que pueden arrancar una sonrisa, sorprender a otros y unos más sentirse ofendidos o apenados por verlos en lugares inusuales.



Es tan importante su estilo artístico que es una de las figuras clave del Art Pop, teniendo una clara influencia en lo realizado por Andy Warhol. Su residencia en Nueva York le trajo grandes logros e inicio sin tapujos la variante de tener modelos e instalaciones con personas desnudas.


Su actividad no se detiene y continúa llevando sus obras a diversas partes del mundo. Es así como la ciudad de México se verá honrada con su presencia por medio de la exposición Obsesión Infinita que se presentará del 26 de septiembre del 2014 al 18 de enero del 2015 en el Museo Tamayo. Una gran oportunidad que no debe perderse.


Para conocer más sobre Yayoi Kusama, hagan click en su nombre.