viernes, 23 de septiembre de 2016

Devorador de arte


¿Han sentido una necesidad insaciable por comer? ¿No logran saciarse y sólo piensan en comida?


Hay momentos en que el apetito es mayor después de haber realizado una actividad física, o es parte de los síntomas de un embarazo, o quizá no habían probado alimento durante muchas horas y es cuando el hambre se vuelve feroz. Pero también hay situaciones en que aunque se haya ingerido alimento no se logra controlar el deseo de seguir comiendo, y se convierte en gula.


No sólo hay hambre de alimento hay quienes tienen gula de conocimiento. El hambre de saber es un estado natural de las personas que los lleva a crecer y superarse. Es una especie de adicción por acumular información aunque no haya tiempo ni necesidad de ponerla en práctica. Aunque esta puede ser una característica genial hay que recordar que los excesos no son recomendables.


Hoy queremos presentarles a Jack, un personaje que tiene gula por el arte, y es tal su pasión que no le basta con robar y coleccionar famosas pinturas, sino que se las devora.


Dripped [Goteado] es un cortometraje en animación dirigido por Léo Verrier y producido por ChezEddy. Se trata de la  historia de un ladrón de arte parecido a Pollock que toma grandes fragmentos de las icónicas obras que roba, convirtiéndolo en una creatura cubista, un querubín al estilo renacentista y otros humanoides surrealistas.


Mientras más obras de arte consume, menos satisfecho se siente. Devora van Goghs, Picassos y más, su gula lo lleva a agotar su alimento, su colección robada sintiéndose más vacío que nunca. Hasta que descubre su propio estilo de pintura, la técnica dripping, que consiste en dejar gotear libremente la pintura sobre el lienzo, el expresionismo abstracto.


Dripped es un homenaje al expresionista Jackson Pollock. Una entretenida oda a la inspiración creativa.
 
 

Dripped from Eddy on Vimeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario