miércoles, 15 de marzo de 2017

La curiosidad de los niños


La curiosidad es innata en los niños y debe cuidarse y alentarse desde que nacen para que sean capaces de querer aprender por sí mismos, ya que la curiosidad es el primer paso para el aprendizaje.

En ocasiones los adultos, algunos sin darse cuenta, sienten que la curiosidad de los niños es inoportuna y prefieren ignorarlos antes que despejar sus dudas o ayudarlos a comprender.


La curiosidad de los niños no debe ignorarse ni coartarse al contrario debe potenciarse para que en el futuro los pequeños sean eficientes.

Los reyes de la casa comienzan a curiosear desde el momento en que empiezan a observar, a desplazarse y a explorar el mundo que los rodea. Los niños siempre quieren saber más por lo que el papel del adulto no es cortar esta curiosidad, sino más bien lograr que este interés y esta motivación no se pierda en el camino del crecimiento infantil.


A veces los niños nos pueden poner en aprietos y hacernos preguntas complicadas de responder, o eso es lo que creemos, lo mejor siempre será decir las cosas claras y directas, claro, en ocasiones hay que ser más sutiles y encontrar la manera de explicar las cosas para lograr despejar la duda y no acrecentarla.

También debemos estar atentos a lo que preguntan si no puede haber confusión y malas interpretaciones. Algo así le pasó a la mamá que les presentamos en el cortometraje What's Virgin Mean? [¿Qué significa virgen?].


Vean como la mamá hace un esfuerzo descomunal para explicar el significado de virgen dando rodeos sobre la idea, hasta que al final consigue dotar de significado a dicha palabra. Lo más curioso no es cómo lo explica, sino lo que sucede al final, relacionado con la pregunta de la niña. Está claro que la próxima vez la madre preguntará antes de contestar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada