miércoles, 8 de marzo de 2017

La imagen de la vida


En muchas ocasiones les hemos contado sobre la llegada a este mundo de los bebés; lo hemos ilustrado con extraordinarios trabajos, unos dramáticos otros fascinantes que permiten darnos cuenta que vale la pena entregarle nuestra vida a esa pequeñita[o].



El inicio de la vida es el evento biológico más importante e impresionante que puede existir sobre la faz de la Tierra. Ya sea en personas, animales, seres microorgánicos y en cualquier ambiente, el nacimiento de un ser es excepcional y único.



En la sociedad moderna, familias enteras deciden grabar la labor de parto, así como la llegada de su retoño, esto con el fin de guardarlo en los anales de su historia personal.



Lo que es muy claro es que es un hecho impactante donde se ve y se escucha el sufrimiento de la madre, donde los fluidos van de un lado a otro hasta desparramarse. El premio, el gran premio es el llanto del hijo amado, tan esperado.



Mirar, observar su rostro, la forma de sus manos, la textura de su piel y, si hay suertecita, ser observado por ese pequeño ser, permiten abrir un canal infinito de amor en el corazón que todos los seres tienen y que está en espera de que esa llave de vida sea introducida.



En el mundo hay un ente que se encarga de documentar el inicio de la esperanza de cada ser cuando llega a este mundo, la International Associaton of Professional Birth Photographers [IAPBP]; personas que gracias a su lente inmortalizan el clímax de la vida.



Cada año realizan una competencia para seleccionar las mejores fotografías captadas en momentos especiales que pueden detectar de la madre. Instantáneas que capturan el rictus facial materno, la preocupación paterna porque sus dos personas especiales estén bien, el papel que juegan la posición y las condiciones para dar a luz.



Para conocer más sobre la IAPBP, sólo basta con que den click en las iniciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario