miércoles, 5 de abril de 2017

Acuarela cinematográfica




La imagen vende. Es un decreto que nos venden hasta el cansancio los medios de comunicación y las redes sociales. Todo lo que es bonito, brilla, aunque sobren los ejemplos que digan lo contrario, porque de serlo así, se transforma en burla.



Al concebir una película, el departamento de arte se encarga de embellecer todos los paquetes gráficos para vender la historia. Se recurren a trailers, posters, preventivos, teasers, banners en la red. Toda esta paquetería es hermosa y busca cumplir con la función de atraer al cinéfilo. Le vende el producto.



Incluso sucede cuando la película es mala. El marketing se hace presente y engatuza al público con su armamento promocional. Una vez que la viste, te das cuenta que fuiste enganchado sólo por el tráiler, es más, ahí está el compendio de toda la historia y no hacía falta que pagaras un boleto para verla en la sala del cine.



Wonky Movie Poster Show es una colección de posters de películas que están elaborados con acuarela y que forman parte del trabajo creativo de la ilustradora inglesa Faye Moorhouse.



La intencionalidad de la serie se mueve hacia la radicalización de la estética de los posters cinematográficos, trasladando el objetivo a una rareza que muestra la crudeza divertida de la artista por lo políticamente correcto.




Para conocer más de la obra de Moorhouse, den click en su apellido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario