martes, 8 de agosto de 2017

El retiro de los superhéroes


En el inicio de este siglo, las películas de superhéroes cobraron una gran dimensión en la agenda de los estudios de Hollywood. El renacimiento audiovisual de personajes populares con poderes sobrehumanos cobró una gran importancia en efectos visuales, pero principalmente en taquilla.



Hemos visto como en su lucha por liberar al mundo [¿o solo a los Estados Unidos?] de las garras del mal, destruyen todo lo que se encuentra en su camino, arrasan con ciudades enteras, incluso mueren decenas de personas, con el fin único de salvar a un ente, uno que cuesta la vida de muchos.



Año tras año tienen que utilizar la fuerza y destreza que les fueron otorgados para evitar que el mal se propague, que extinga la calidez y sentimentalismo de la raza humana capaz de solidarizarse para defender lo que les pertenece; aunque eso por tradición nunca sucede.



El tiempo cobra factura, no pasa en balde y cada uno de nuestras superestrellas comienza a sentir las batallas que dejaron heridas físicas, pero también emocionales. Situaciones que no comprendemos, pues los vemos velando por la humanidad. Pocas veces se ve que el agotamiento haga acto de presencia.



La tristeza nos inunda. El reloj se detiene. En el ambiente se percibe una aroma de nostalgia, hasta de cierta tristeza. La Mujer Maravilla, Batman, Superman, Capitán América, Flash y El Hombre Araña están en la ventanilla de jubilados, formados para cobrar lo mucho o poco que el mundo les pueda reconocer.



Su próxima aventura está en el Buque de los Superhéroes Olvidados, un catracho donde vivirán como si estuvieran en un asilo, cada uno con actividades acordes a sus poderes, incluso aplicarán algunas cualidades que desconocíamos.



El responsable de está nave es el fotógrafo ruso Ilya Nodia. Esta serie pretende mostrar un futuro no muy lejano de la ausencia de los superhéroes que hicieron que creyéramos en el bien y, porqué no, en el mal.



Un final que pocos esperan, pero que es definitivo en cualquier ser. Una manera de dar la bienvenida a nuevas fuerzas que velarán el sueño de los mortales y vigilarán los deseos de los inmortales.


Si quieren ver más de la creatividad de Nodia, den click en su apellido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario