miércoles, 9 de agosto de 2017

La otra mirada de Japón


Dicen que la vida en Japón, principalmente en Tokio, es vertiginosa, que la gente camina hacia un destino rodeado de multitudes. Los pasos peatonales se convierten en filas inmensas una vez que la luz del semáforo les anuncia que pueden cruzar la calle.





Para los occidentales es un choque algo especial, quizá hasta simpático. Cuando se escucha a un japonés que habla, se piensa que está diciendo una gran cantidad de ideas, sin embargo no es así, simplemente dicen tres o cuatro palabras ya traducidas al inglés o español. Las palabras se agolpan, son sabias, pero en un contexto americano o europeo, resultan demasiadas.





La disciplina y honorabilidad son parte del aire que respiran. Las reglas están establecidas para la ciudadanía entera, aquel que las quiebra tiene que acatar las consecuencias. Por ello son una de las sociedades más avanzadas del mundo.





Las series y películas honran esa rapidez japonesa, inundada de luces multicolores, neones que se distinguen en la superficie y en las alturas. Edificios imponentes que forman parte del marketing con fachadas y medianeras que ofrecen los aspectos tecnológicos más vanguardistas.





El artista japonés Tayoi Yuuta nos muestra otro lado de su escena natal, cuadros que pudimos apreciar de manera íntima en Perdidos en Tokio de Sophia Coppola de una ciudad que tiene sus recovecos de tranquilidad y silencio.





Bajo el seudónimo de 1041uu, Yuuta utiliza el arte del pixel para crear imágenes en movimiento con cimientos en el 8-bit. Pasajes donde el movimiento se convierte en un vaivén de luces, viento, lluvia, nieve, pero sobre todo, seres vivientes que se encuentran en perfecta armonía con su contexto.





Si quieren ver más de estos maravillosos GIF de Tayoi, den click en su nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario