martes, 1 de agosto de 2017

Tabla periódica ilustrada


El aprendizaje que el ser humano adquiere desde pequeño es elemental y crucial en la vida, pues muchas habilidades, características e incluso la personalidad se definen desde temprana edad.

Bien dicen que los niños son como esponjas y todo lo que ven imitan y además como están frescos y aún no tienen tantas cosas dándoles vueltas en la mente que los agobie, están frescos y listos para aprender todo lo que se les enseñe.


Cuando se aprende a base de juegos todo resulta más sencillo, es fácil y divertido y sin darnos cuenta adquirimos conocimientos rápidamente, sin necesidad de que sean memorizados, más bien comprendidos y usados en la vida diaria y en la actividad que desempeñemos.

Cuántos de ustedes la padecieron aprendiendo las tablas de multiplicar o la tabla periódica. Encontrar la manera de aprenderlas sin sufrir y están repitiendo como cotorritos era el reto para lograrlo.


El físico estadounidense Keith Enevoldsen buscaba enseñarle a su hija la utilidad de cada elemento químico de la tabla periódica y se le ocurrió una genial y práctica idea.

Enevoldsen diseñó una tabla periódica en la que específica con un dibujo para qué sirve cada elemento.


Con trazos coloridos, claros, divertidos, sin tantos números, es como se le ocurrió a Enevoldsen que podría ser más atractiva y entendible la tabla de los elementos químicos, la imaginó como siempre hubiera querido tenerla cuando era niño.

En esta tabla el diseñador precisó que los elementos con comportamiento similar se encuentren en la misma columna y cada uno tiene el dibujo de un objeto común donde se utiliza.


Si quieren conocer más de la tabla periódica de Enevoldsen den click en el nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario