Mostrando entradas con la etiqueta Amor. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Amor. Mostrar todas las entradas

lunes, 27 de marzo de 2017

Amor es...


El amor es, es, es… difícil de explicar. Si buscamos el significado en la red aparece: concepto universal relativo a la afinidad entre seres. Sentimiento de afecto universal que se tiene hacia una persona, animal o cosa.



Amor también hace referencia a un sentimiento de atracción emocional y sexual que se tiene hacia una persona con la que se desea tener una convivencia bajo el mismo techo o relación. Y sí, es la relación entre dos o más personas, pero no sólo es cuestión de afinidad.




Cada persona lo entiende y lo siente de manera diferente, depende mucho del entorno en el que ha crecido, cómo se ha relacionado con los demás.


Para algunos el amor es sacrificio, entrega, alegría, lealtad, fidelidad. En fin podríamos enlistar muchos conceptos, sentimientos, emociones, pero el amor verdadero cada quien lo vive a su manera.



El artista surcoreano Puuung ilustra las pequeñas cosas que hacen que las relaciones reales existan y sean encantadoras.




En su serie Love is Puuung presenta los pequeños momentos pero especiales que las parejas ordinarias comparten a menudo. Nos demuestra que el amor está en el aire y que el sentir amor no representa ser quien no eres, perder la esencia, esforzarse, es algo que se da de manera natural, que si comparten momentos agradables con alguien, con esa persona con la se sienten bien, el sentimiento fluye y cada acción y palabra hacen cada instante memorable.


Para Puuung el amor es “Un sentimiento con el que todo el mundo puede relacionarse. Y el amor puede venir en formas que pueden pasar desapercibidas en nuestro día a día. Por lo que, mi trabajo es encontrar el significado del amor en nuestra vida cotidiana y transformarlo en obra de arte”.



Conozcan más de las ilustraciones de Puuung dando clic en el nombre. 




lunes, 20 de junio de 2016

La paternidad incondicional

Para Dani
#PelusitaRules


El nacimiento de un hijo es el acontecimiento más grande que pueda tener el ser humano. Ni que tu equipo favorito salga campeón, ni que te ganes la lotería ni mucho menos que la o el modelo más famoso te haga caso. Es esa pequeña bolita de carne y hueso que hace que cimbres de por vida.



Dicen [pero sólo dicen porque no está confirmado] que los niños se parecen a las mamás y que las niñas se parecen a los papás; ustedes podrán constatarlo a su alrededor o gracias a las comparaciones de la familia y parece que esto es verdad.



Lo que también es un hecho es que las conexiones entre ellos son muy fuertes. Los varones toman de confidente a la mamá y las mujeres al papá, sin embargo nos atreveríamos a decir que la segunda es aún más fuerte que la primera.



El papá es capaz de cambiar su vida entera, esa que le llevó años y años cimentar, en un abrir y cerrar de ojos por su hija. Toda su vida se la pasó cuidando sus tesoros más preciados, pero si la pequeña los quiere se los da sin ninguna reserva: libros, discos, películas, objetos de colección, a sabiendas de que pueden terminar en pedacitos.



Si no sabe cocinar, de una u otra forma aprenderá a hacer el platillo favorito de su retoño; si no conoce temas de mujeres, se instruirá para tratar de guiarla lo mejor posible; si le daban asco las cacas, los mocos y los vómitos, al estar con ella perderán su olor y convivirá con estos aromas.



Los papás pueden dejar de lado todo para estar con su pequeña, y todo es todo, pues desean disfrutar cada momento que se vuelve irrepetible, la madurez de la bebé se hace presente y no se quiere perder un solo cambio en su comportamiento.



La protección es un fenómeno que se vuelve más fuerte en el momento que la ve por primera vez. Ese instinto que lleva a realizar acciones inimaginables por otra persona, que es nada menos que tu propia sangre. Lo que menos desea es que algo le suceda, antes se pondría él para evitar que sufra algún dolor, aunque muchas veces eso es imposible.



La artista ucraniana Snezhana Soosh, a pesar de la ausencia de su padre, imagina el instinto paternal y lo traduce en una serie de ilustraciones que ejemplican la relación incondicional entre padre e hija.



Las imágenes llegan a lo más profundo porque muchos podrán verse identificados en la capacidad de los padres de adaptarse a las necesidades, juegos y enseñanzas que otorgan las hijas cada día que pasa; sentimientos que son trastocados por el simple hecho del amor.




Para ver más de la obra de Soosh, den click en el apellido.

*[Aclaramos que esto no significa que las madres y los hijos no lo experimentan igual, pero hoy tocó el turno a uno de los lazos más increíbles y mágicos que hay en la vida.]

martes, 7 de junio de 2016

Pequeñas cosas que construyen la felicidad


La vida está llena de oportunidades y retos, en nosotros está el saber aprovecharlos, trabajar en ello y hacer que las cosas sucedan.



Para lograr lo que nos proponemos y obtener el éxito, en cualquier ámbito, es necesario dedicarle tiempo y esfuerzo. No todo se obtiene fácilmente, de hecho lo que cuesta más es lo que más valor le otorgamos, pues sabemos lo que tuvimos que invertir para ello.



En las relaciones amorosas también es importante dedicarle pasión y ser entregados con la persona que amamos. Cuántas veces se han topado con una pareja de adultos que llevan muchos años juntos y se preguntan, ¿cuál será el secreto para mantenerse unidos por tanto tiempo? Y no sólo que sigan juntos por costumbre o porque no les quedó de otra, sino porque existe el amor. Porque cada día se siguen retroalimentando y reconquistando.



En realidad no hay una fórmula secreta para que una relación de pareja funcione y perdure, pues cada persona es diferente.



Cuando hay respeto, confianza, tolerancia, admiración, empatía, agradecimiento, por supuesto, amor, se siente que con la persona que se comparte la vida es la correcta. Se ha alcanzado tal grado de felicidad, lo que busca el ser humano, que se siente bien donde se está, pues se tiene una vida plena y llena de satisfacción.



El sitio Power of Positivity ha diseñado una serie de lindas ilustraciones para recordarnos que el detalle es lo que cuenta. En las cosas más sencillas, pero muy básicas, es donde se encuentra la sinceridad de los sentimientos.



Pequeñas cosas son capaces de llenar el alma de felicidad, cosas sutiles como dedicarle a tu persona favorita una sonrisa, decirle “ten un lindo día”, darle un abrazo inesperado, dejarle una nota diciéndole lo que significa para ti, son una serie de detalles que conquistan el corazón y hacen posible que una relación permanezca.



Esta serie de tarjetas no son el secreto ni las reglas a seguir para que una relación de pareja funcione por mucho años, pero sí son pequeños consejos que pueden servir para lograrlo.