Mostrando entradas con la etiqueta Arte urbano. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Arte urbano. Mostrar todas las entradas

jueves, 23 de marzo de 2017

Grandes miniaturas arquitectónicas


¿Se han dejado llevar por las apariencias?, cuántas veces se han dejado llevar por lo que sus ojos ven creyendo que es real. ¿Han sido engañados por la vista porque lo que se posa frente a sus ojos tiene toda la apariencia de algo existente?





Espectaculares locaciones y escenarios Hollywoodenses o grandes producciones cinematográficas de diferentes países nos han dejado con la boca abierta, sorprendidos de los espacios tan espectaculares que muestran en la pantalla. Arquitecturas maravillosas, bosques y castillos de cuentos de hadas, hacen pensar en el gran trabajo de investigación de locaciones que se hizo para encontrarlos y lo costoso que debió ser trasladar a toda la producción y talento. La realidad es que todo puede ser parte de un truco.






El famoso green screen, esa pantalla verde en la que se montan las escenas, hace posible lo imposible, permite agregar digitalmente el fondo que desees, gracias a la magia de la edición.





El croma no es el único truco también están las maquetas, eso sí el encargado de diseñarlas debe ser todo un experto para que no se le vaya ningún detalle que delate que nada es real y las paredes son de cartón.






El miniaturista y artista ilustrador australiano Joshua Smith es todo un experto en construcción de maquetas de paisajes urbanos, cortinas de tiendas y muros grafiteados, contenedores de basura, el deterioro de la arquitectura, cajetillas de cigarro, la humedad, basureros, hojas de árboles, ropa colgada afuera de las ventanas.





Smith cuenta con una carrera de más de 17 años que le ha permitido exhibir sus obras en Londres, Berlín, París, Nueva York, Japón y en todo el territorio australiano en más de un centenar de exposiciones. Su trabajo ha estado enfocado en el esténcil pero hace un año decidió experimentar más con su debilidad por lo microscópico, es así como diseña perfectas maquetas con lujo de detalle.




jueves, 16 de abril de 2015

Yoga urbano


En una ocasión escuché que algunas personas, en su mayoría jóvenes, comentaban que el yoga son ejercicios para gente adulta como sus papás o abuelos exclusivamente, porque veían que las posiciones eran muy sencillas, lentas, sin ningún chiste y que no requerían de mayor esfuerzo. Me hubiera gustado que uno de ellos intentara realizar una, sólo una asana (postura) y después de la experiencia nos dijera si seguía pensando lo mismo.




En el post ¿Desnudar el espíritu? les compartimos algo de esta tradicional disciplina física y mental que se originó en India. Una práctica milenaria, que en realidad más que una práctica es toda una filosofía y un estilo de vida que sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu por medio de asanas, pranayamas (técnicas de respiración) y meditación.



El yoga es una doctrina oriental muy compleja que requiere constancia y dedicación para que se logre un equilibrio y armonía entre el cuerpo y la mente. Trae la mente al momento presente, mejorando su claridad y su estado de alerta. Así, se pacifica y puede lidiar con el estrés cotidiano.




En la actualidad hay muchas variantes del yoga, e incluso hay quienes las practican sólo porque está de moda y les gusta llevar cargando a sus espaldas un tapete y presumirlo por las calles. Quienes lo realizan con verdadera pasión y compromiso saben que los beneficios van más allá de sólo verse bien.



La instructora de yoga estadounidense Soren Buchanan además de tener un equilibrio físico y mental gracias a esta disciplina, le gusta estar en armonía con el entorno, por eso interviene físicamente unos cuantos murales que son parte del arte urbano.




Buchanan elaboró un proyecto fotográfico en el que reúne arte urbano y posturas de yoga, un trabajo estético y armonioso lleno de poder visual.



Las fotografías muestran la calidad y la creatividad plasmada en los muros de las calles de Chicago y lo artístico del yoga. Las asanas de Soren acentúan las intervenciones callejeras de diferentes artistas del grafiti. El resultado es un buen equilibrio entre las coloridas imágenes complementadas con las poderosas posturas.




Si quieren ver más street art intervenido por el yoga de Soren Buchanan den click en el nombre. 



lunes, 2 de marzo de 2015

Bricksy: Banksy en LEGO


A finales de los años sesenta algunos jóvenes de un par de ciudades estadounidenses comenzaron a escribir sus nombres en los muros de sus barrios, sólo que no lo hacían con sus nombres reales, utilizaban seudónimos –tags-, creándose una identidad propia que los reconocía en las calles.


Aunque los orígenes del grafiti se remontan al día en que el hombre pintó por primera vez una figura en la pared, en las inscripciones que datan de tiempos del Imperio romano, el boom de la pintada como lo conocemos en nuestros días, con el título de Street Art, surgió como movimiento en Filadelfia, Estados Unidos. En aquel entonces se conocía como “Bombing”, porque un grupo de jóvenes bombardeó los muros de la ciudad con mensajes de protesta.


 Prontamente el movimiento corrió a Nueva York donde surgió una enorme exposición de sobrenombres escritos sobre edificios y paredes que firmaban mensajes con lemas políticos y todo tipo de imágenes.


Esta manifestación empezó a conocerse como grafiti y su desarrollo se dio con una estrecha relación con el nacimiento de géneros musicales como el hip hop, el rap y el breakdance.


 El grafiti era, y en algunos casos lo sigue siendo, considerado como un acto vandálico. Actualmente hay trabajos que son vistos o que han sido categorizados y reconocidos como arte callejero o urbano.



Uno de los primeros grafiteros fue “Cornbread”, quien ayudó a definir el papel del grafiti (Bombing). Todo inició cuando firmó sólo para llamar la atención de una compañera de la escuela que le gustaba, después no pudo parar de poner su sobrenombre en las paredes hasta que sus hazañas quedaron registradas por la prensa negra.



En los ochenta autoridades de la ciudad de la Gran Manzana decidieron aplicar medidas fuertes de represión contra los grafiteros, lo que provocó a que el arte urbano buscara refugio en París, Berlín y Londres.



Inglaterra, específicamente Bristol, atrapó las miradas porque aparecieron numerosas pintas creativas de un tipo difícil de atrapar y más de ver. Se trata de Banksy, un reconocido artista del street art.



Pocos le han visto el rostro, es todo un enigma. Poco a poco se ha convertido en un referente de la resistencia civil y el arte guerrillero. Sus intervenciones ya no sólo se pueden ver en las calles han sido motivo de exposiciones en museos y galerías de diferentes partes del mundo.



Es tan enigmática su figura que ni sus padres saben que el fenómeno del street art se trata de su hijo, ellos creen, según declaró el artista para The Guardian, que es un decorador de interiores.



El prolífico trabajo de Banksy, ha sido reconocido por el artista Jeff Friesen, quien le ha rendido una especie de homenaje con Legos.


Friesen traslada las pintas de Banksy y las reinterpreta con los famosos ladrillos de plástico. Coloca en escena a los personajes creados por el artista anónimo.


Friesen creó la serie Bricksy: LEGO Banksy, imágenes acompañadas de una imagen pequeña situada en el extremo superior derecho o izquierdo para hacer la referencia a la pieza original de Banksy.


Para conocer más trabajos de Jeff Friesen sólo denle click al nombre.