Mostrando entradas con la etiqueta Autismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Autismo. Mostrar todas las entradas

martes, 18 de octubre de 2016

Un mundo más allá del que imaginamos


La comunicación entre padres e hijos es fundamental. Los primeros años de desarrollo de los niños es imprescindible la presencia del adulto para entablar lazos afectivos y conductas encaminadas al comportamiento deseado.


Damos por sentado que cuando nace un bebé la vida será muy similar a la nuestra, sin embargo, cada vez hay más casos donde no todo pinta bien: algún padecimiento puede empañar la felicidad en casa.


Es por eso que se dice que los tres años iniciales son importantes para valorar la salud a mediano y largo plazo de los pequeños. Aquí se pueden detectar varias ocurrencias clínicas que podría ser solventadas para una vida plena y feliz.


Elijah es un niño que fue diagnosticado con autismo, ese tipo de enfermedades que no son bien vistas socialmente, y no son bien vistas por la falta de información y la ignorancia de un cúmulo de personas que no toleran diferencias de comportamientos.


La vida de un autista no es fácil, es complicada y tiene, aún con los avances científicos y tecnológicos, muchos enigmas que no se han resulto. El estudio del cerebro es y será uno de los más grandes retos del ser humano.


El autismo tiene su punto nodal en el desconocimiento del cómo se ve afectado el “procesamiento de información en el cerebro cuando las células nerviosas y sus sinapsis se conectan y organizan.


Echolilia es un libro que comenzó como un proyecto del fotógrafo Timothy Archibald donde muestra el mundo de su hijo Elijah, la serie de comportamientos frente aun mundo exterior que de alguna forma se inmiscuye en su mundo interior.


El título del libro es retomado del término médico ecolalia que se refiere a una perturbación del lenguaje en la que el sujeto repite involuntariamente una palabra o frase que acaba de pronunciar otra persona en su presencia, a modo de eco.”


La intención de Timothy es entender el mundo de su hijo, así cada fotografía va teniendo una carga informativa y emotiva de los procesos introspectivos, logrando de alguna forma entender su comportamiento.


Los lazos emocionales son vitales para mantener una relación semiabierta, donde siempre prevalecerá una cerrazón del significado real de las acciones, nunca habrá respuestas.


Si quieren conocer más del proyecto y otros trabajos de Archibald, den click en su apellido.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Iris: el arte del autismo


¿Han escuchado la frase "anda en su mundo"? Es muy común cuando se le habla a una persona y no hace caso ni reacciona porque se encuentra metido en sus propios pensamientos.


Esa introspección hacia uno mismo provoca la separación de nuestra mente con la realidad que nos rodea. Sumergirse en el grande y maravilloso mundo de los pensamientos es gratificante y representa viajes únicos e inigualables.


El cerebro ha sido estudiado por décadas. Con el paso del tiempo se han develado varios misterios, sin embargo, su conocimiento total podría llevar una eternidad.


Hay otra consigna que dice "cada cabeza es un mundo", y es contundente porque es una de las verdades de la vida. Las personas tienen características diferentes, nadie es idéntico, y hablamos de miles de millones de seres.


El ensimismamiento es una condición donde el individuo aprende a confiar sólo en si mismo, renuncia, por conceptualizarlo de alguna forma, al mundo exterior y se concentra en su mundo interior.


Si los padres o personas alrededor de este tipo de sujetos no ponen atención suficiente, podrían estar frente a un caso de autismo, que le impediría un desarrollo social, evidenciado por el escaso contacto visual y el nulo contacto físico, entre otras conductas inusuales, pero propias de la enfermedad.


El autismo se presenta de diferentes maneras, pero todas derivan en un comportamiento diferente. Algunos suelen ser muy pasivos y otros hiperactivos, su imaginación e inteligencia llegan a ser exponenciales o estar dormidas.


Tal es el caso de la pequeña pintora Iris Grace, una niña de 5 años que ha sorprendido al mundo al plasmar sobre lienzos una parte de sus pensamientos de manera artística.


A simple vista Iris parece una niña normal, con una vida relajada y despreocupada, lo que nadie percibe es que la sustancia de su ser es el autismo.


Sus padres la describen como una niña encantadora, divertida, serena, refinada, inteligente, astuta y completamente hermosa; ama la naturaleza, el agua, las flores, los árboles, el viento, los libros, las pinturas y bailar de puntitas.


Apenas comienza a hablar, pero tiene grandes problemas para interactuar con los demás. La forma que adoptó para expresarse es a través de los movimientos y el arte.


Iris encontró en la pintura un horizonte que ayuda en su terapia. Su talento es indescriptible, ya que cada una de sus obras le toma alrededor de dos horas para plasmarla en el lienzo, reflejando su alto grado de concentración.


Su técnica es la acuarela, ella misma escoge lo que va a utilizar y mezcla los colores al entender cómo interactúan entre sí. Esta es la forma de exhibir la belleza que se encuentra dentro de su alma.


Para conocer más del autismo y las increíbles obras de Iris Grace, den click en su nombre.