Mostrando entradas con la etiqueta Autos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Autos. Mostrar todas las entradas

martes, 18 de abril de 2017

Crash, cuadros extraños


La perversión es un lujo que muy pocos se pueden dar. Conlleva una parte de gran deseo conjuntado con la realización del mismo. Cuántas personas conocemos que llevan a cabo sus deseos, que no sólo son carnales, sino de otras índoles.


Este término por lo regular se acuña como algo malo, como algo “antinatural del comportamiento humano”, sin embargo no todo cae en este oleaje, también hay tierra que puede otorgar otro tipo de mensajes.


La perversión toca varias fibras culturales. El arte continuamente es inundado por representaciones artísticas con una fuerte carga de perversión. Habrá visitantes que gusten de matices y expresiones diferentes, otros que no desean pararse enfrente de obras de este tipo. Es probable que influya el concepto de “malo o desviado” en cada persona.


Un giro importante de la perversión la da el artista israelí Ron Arad. Lo que unos considerarían como una enfermedad, para Arad es un gusto, y con esto nos referimos al placer que le otorga ver al famoso auto llamado Cinquecento [o lo que es lo mismo, el Fiat 500] aplastado.


Los autos viejos, abandonados y chocados son la parte pervertida del artista, quien está en constante búsqueda para adquirirlos y meterlos en una prensa de metal para dejarlos en un aproximado de 12 centímetros de espesor.


¿En qué mente retorcida puede suceder esto? En la de un artista que busca romper con las exposiciones de objetos tradicionales; en alguien que creció viajando en Cinquecentos y que compró el suyo a un taxista en la calle mientras estaba el semáforo en rojo.


Así que esta perversión se convirtió en un ritual familiar y se expone en diferentes lugares como Pressed Flowers. Si quieren ver más de la obra de Arad, basta con que den click en su apellido.

viernes, 17 de febrero de 2017

Héroes poco convencionales


A lo largo de la historia películas y series de televisión se han convertido en clásicos memorables no sólo por sus historias, por los personajes, locaciones o escenas, también por algunos objetos y accesorios, y qué decir de los vehículos.




El Aston Martin DB5 de James Bond, Herbie, el Batimóvil, General Lee, DeLorean, Kitt el auto increíble, el carro de los Cazafantasmas, y la lista podría seguir.


Autos que se volvieron icónicos porque son parte de la trama, en algunos casos son los fieles e inseparables compañeros de los protagonistas, héroes y villanos.




La cultura popular los ha convertido en auténticos objetos de culto y deseo por su valor estético, pero sobre todo por la emotividad que representan.


El diseñador gráfico e ilustrador italiano Gerald Bear rinde un homenaje a estos autos entrañables en su serie Unconventional Heroes Vol. 1 y 2 [Héroes no convencionales].




La obra muestra lo que Bear imagina serían los coches de los superhéroes y protagonistas de series y películas clásicas, en el supuesto caso de que sus creadores hubieran elegido carros más convencionales para participar en la pantalla grande o en la televisión.


Conozcan más del trabajo de Bear dando click en el nombre.


martes, 17 de noviembre de 2015

La evolución de los autos

Chevrolet

Como por regla general, un gran porcentaje de hombres, desde su infancia hasta la etapa adulta, tienen como objetivo el auto de sus sueños; pocos son los que no. El coche representa muchas cosas en las sociedades.

Aston Martin

Rolls-Royce

Un medio de transporte, el buen gusto, la actitud agresiva-deportiva-familiar, el estrato social [aunque este rubro es engañoso] son algunas de las características que emana la “nave”.

Porsche

Audi

Cuando se es niño el modelo a seguir es el auto de papá, es el lugar donde se quiere estar, además de que sabemos que nos va a llevar a lugares donde es probable que nos gusten. Subirse es sinónimo de viaje.

Bentley

Porsche

El tiempo para que tengamos el propio suele ser largo y viene por dos pistas: regalado por los padres o producto del ahorro de meses o años de trabajo. De cualquier forma el bólido es bienvenido.

Mercedes-Benz

BMW

Afortunadamente con los autos no pasa lo mismo que con los teléfonos celulares, que cada medio año los modelos cambian y tienen mejoras sustanciales. La industria automotriz espera por lo menos 3 o 4 años para innovar las versiones de sus vehículos.

BMW

Mercedes-Benz

Al pasar ese periodo, vemos la evolución visible en lo que respecta a la línea de diseño, y la que no lo es con relación a ciertas características del motor. Sólo lo expertos saben de eso, otros sólo miramos la carrocería.

Maybach

BMW

Y en este plano, el sitio Airows se dio a la tarea de compilar 17 fotografías de autos clásicos teniendo a su lado a la versión moderna. Aquí se pueden distinguir la forma radical en que han cambiado los diseños, incluso algunos pasan de ser pequeños a autos medianos o grandes. ¡Chequen!

Dodge

Land Rover

Ford

Land Rover

viernes, 5 de diciembre de 2014

¡Enchúlame el camión!


En las películas, en los noticiarios y en las redes sociales hemos visto que el tráfico en la India es de lo más denso. Hay una cantidad de vehículos circulando [coches, camiones, motocicletas, bicis], además de las carretas jaladas por animales.


Varias son las películas de acción que han sido grabadas ahí. Persecuciones a toda velocidad donde la toma de la cámara es subjetiva, nosotros somos los perseguidos o los perseguidores, todo ello gracias a la cantidad de personas y vehículos que pululan.


Quienes han andado por esas tierras comentan que el parque vehicular es tan excesivo que ni los sentidos de las calles y avenidas respetan. Lo más impresionante es que los conductores debieron tomar clases de manejo en la Fórmula 1 porque pocas veces se impactan contra otro vehículo.


Un extranjero en esas tierras hostiles de los neumáticos no podría sobrevivir. Por otro lado, está el factor del ruido provocado por los automotores. El repiqueteo de los cláxones no cesa en ningún momento, parece un sistema de comunicación, nadie se molesta por la contaminación del ruido.


Los choferes de los vehículos deben de tener los sentidos en alerta máxima, aunque cabe la posibilidad de que hayan nacido con ese chip intrépido para saber maniobrar en espacios cortos y evitar los choques.


Y como en todos lados sucede, los conductores de los transportes tienen la peculiaridad de adornar sus máquinas de cuatro ruedas [también las de dos].


En México se caracterizan por los viniles en los vidrios, los claxon con el grito de Tarzán, la música de la canción “Lambada” o el “Poder Canino” de Scrappy-Doo. Dentro de la unidad se pueden apreciar los peluches en el tablero o los muñequitos que van moviendo la cabeza con el vaivén del asfalto. La singularidad en su máxima expresión.


En el país asiático hay una tendencia similar que fue retratada por el fotógrafo estadounidense Dan Eckstein. Su atención en este objetivo se enfocó cuando estuvo en Rajastán [el estado más grande de la India] y vio el espectáculo automotor en las vialidades, pero sobre todo, los adornos que vestían los camiones y camionetas.


Los adornos y la parafernalia multicolor le saltaron a la vista, razón por la cual tomó su cámara fotográfica para captar una parte de la cultura de los hindúes. Este trabajo vio la luz en un libro que lleva por nombre ‘Horn Please: The Decorated Trucks of India’.


Eckstein se percató que los camiones tienen inscritas las palabras “Horn Please” que es un mantra designado para las carreteras hindúes que los llevará a un viaje seguro [quizá ese es el motivo por el que nunca chocan… aquí ni encomendándose a la Virgen de Guadalupe nos libramos de eso].


Y no sólo el exterior se encuentra adornado con pinturas de deidades, luces o alimentos, sino que el interior también está acondicionado al gusto del chófer. No sólo hay peluches, también se pueden observar telas, cobijas, calcomanías, flores, trastes y dormitorios en forma.


Para conocer el proyecto completo y más trabajos de Dan Eckstein, den click en su nombre.