Mostrando entradas con la etiqueta Colaboración especial. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Colaboración especial. Mostrar todas las entradas

viernes, 14 de febrero de 2014

Ligrafica MX


Con la evolución de las redes sociales como Twitter, es muy común que los usuarios con intereses afines formen grupos identificables referentes a ese tema que los une. En el caso del futbol, los tuiteros comienzan a volverse reconocibles, ya sea porque son aficionados a un equipo en específico, porque comparten noticias del mismo tema, o porque realizan  actividades relacionadas con este deporte.




Este es el caso de la cuenta @LigraficaMX, que desde hace unos meses se ha convertido en un sitio referente del diseño gráfico enfocado al balompié, con lo que en poco tiempo ha ganado una buena cantidad de seguidores que están a la espera de los nuevos diseños que comparte.




El concepto de Ligrafica MX es el de crear diseños relacionados a los equipos del futbol mexicano, y algunos internacionales, utilizando sus logotipos pero agregando su toque especial. Se puede encontrar desde un escudo de los Tigres de la Universidad de Nuevo León como si se tratara de un dibujo realizado por un niño hasta imágenes con toques minimalistas.




Cándido Tapia, creador de este concepto, es diseñador gráfico e inició esta idea en 2008 al crear el blog AMERICAnografico, arte y diseño dedicado al Club América, pero llegó un momento en el que sus conocidos le sugirieron realizar trabajos de otros equipos, hasta que en mayo de 2013 decidió hacer de esa idea una realidad para darle luz verde a Ligrafica MX.




Con tan sólo lápiz, papel y su Mac cargada con Ilustrator y Photoshop, Cándido se inspira imaginando cómo le gustaría que el logotipo de su equipo se viera plasmado, y es así como pone manos a la obra para realizar su trabajo, el cual, por cierto, es gratuito, pues le gusta mucho lo que realiza, con el simple hecho de hacerlo se siente satisfecho.




En ocasiones sus seguidores le han mencionado que tiene favoritismo hacia algún equipo en específico, pero como él mismo lo dice, “obviamente genero más de “este” o de “otro” equipo cuando está de líder, o es campeón, o ganó por goleada, etc. Pero quiero dejarlo muy claro, a Ligrafica MX ¡lo inspira el fútbol, sus equipos y sus aficiones!




Tal ha sido el éxito de sus cuentas de Twitter y Facebook que las marcas deportivas ya lo han buscado para que les realice sus diseños, además, en un par de meses lanzará su sitio web www.ligraficamx.com, y tiene contemplado sacar una línea textil asociado con una empresa de los Estados Unidos.




Es así como Cándido Tapia está tomando fuerza en el terreno del diseño gráfico enfocado al futbol, además de tener puesta la mirada en el futuro a la espera de la realización de nuevos proyectos que Ligrafica MX trae para él.




Para conocer más sobre el trabajo de Cándido Tapia pueden seguirlo en Twitter: @LigraficaMXFacebook: LigraficaMX.




Rocío Yelitza es comunicóloga, promotora del fútbol femenil y CEO del sitio Pamboleras

viernes, 7 de febrero de 2014

La envidia


Cuando hablo de la Envidia vienen muchos ejemplos personales, extensos y detallados [no se preocupen, no ahondaré en ellos], solo diré que he sido suya en infinidad de ocasiones con decenas de personas y relaciones, en casi todas las etapas de mi vida, fingiendo que no existía. Negándola siempre, hasta enamorarme de ella.

Terapias, videos, lecturas, platicas y preguntas sobre las emociones de las cuales no se habla, y el mundo prefiere hacer todo para evitarlas o “malmirarlas”, me ayudaron a adentrarme en un territorio casi virgen de descripciones para las emociones “indecentes”, enamorándome de ellas sin remedio, en primer lugar de la maravillosa Envidia, quitando los tabúes históricos propios de ser un pecado capital.

No es que no existan los estudios sobre este seductor vicio, sino que pocos han dado pautas para poder manejarlo en vez de vetarlo. Podríamos pensar que la lista de pecados capitales fue un asunto de control social en vez de apoyo, creada por Evagrio Póntico en el S. II D.C. y modificada por el Papa Gregorio el Grande  en el S. IV D.C. Resulta que estos dos hombres, según la historia, realizaron estudios filosóficos y prácticos [entre ellos la lista de pecados capitales], debido a su vida de recogimiento e invitaban a una vida ascética y contemplativa del “sí mismo”, muy ligada a la cultura oriental. Si partimos de aquí, esta lista de pecados podría ser una guía de experimentación y no de contención.

Una invitación a observar las emociones propias de una manera creativa, dejando de lado la dependencia infantil a lo externo. En la literatura de principios del siglo XX lo manifiestan Hermann Hesse, Khalil Gibran y Friedrich Nietzsche en sus personajes Abraxas, El Profeta y Zaratustra respectivamente, y por otra parte, Carl Jung con sus estudios de Psicología Analítica. Nos incitan a una experimentación de la vida al reconocer la plenitud en cada ser humano, con la suma de todas sus partes. Estas ideas, basadas también en la contemplación, y nada nuevas para la  humanidad, proponen un camino hermético, pero no en soledad, sino en aceptación.

En la actualidad, algunos estudios neurológicos afirman que la envidia se encuentra en la misma zona del cerebro donde se canalizan las recompensas. Es decir, podría estar ligada a la competencia con el otro por recibir el mejor premio, que en nuestra sociedad puede ser casi cualquier cosa.

Parul Sehgal, editora del The New York Times Book Review, habla sobre del tema como la capacidad de poder inventar grandes novelas sobre la vida de otros, al crear historias que llenen ese vacío que sentimos al envidiar. Después de la experimentación propia, me acerqué a mi objeto de estudio -los humanos con los que me relaciono- para preguntarles: ¿has sentido envidia? y ¿cómo la manejas? La mayoría respondió que sí, y coincidieron en dos puntos: sí la sienten y la resuelven mirándose a ellos mismos, autoconfesando que admiran a la persona que envidiaban y terminaron por sentirse inspirados. Cuando lo asumieron, vino la recompensa: hacer lo  que realmente querían sin comparar su labor. Parul observa algo parecido en su estudio, al ver a la valerosa aceptación de admiración como solución a la envidia.


Para Dante, los que pecaban de envidia se encontraban en el infierno con los parpados cosidos por “mirar con malicia”. Otra interpretación, poco divulgada, de esta misma escena, es la metáfora de ver el interior propio; si nunca lo hiciste, quizá resulte una experiencia infernal, Aunque estás a tiempo de descubrir que envidiar es una señal para comenzar a verte, no por miedo, sino porque ahí está la recompensa.

Podríamos tomar nuestros vicios como potenciales virtudes cada vez que aparezcan [seamos realistas, para eso de la iluminación aún tenemos tiempo]  y dejarnos del cuento de la autoestima baja, la falta de aceptación y la dependencia infantil a los malos ratos. Veámoslo como un apoyo para centrar nuestra atención en crear lo que nos hace sentir bien sin pensar en que otro ya lo ha hecho, o tiene más éxito, o sólo porque tememos ser envidiados; vamos, que en pocas palabras, es una llamada de atención para dejar de poner peros a lo que realmente te gusta ser o hacer.

La envidia representa la creatividad que poseemos para inventar historias sobre otros. Este sentimiento involucra la capacidad intrínseca del ser humano para construir y deformar casi cualquier cosa. Aunque podríamos quedarnos atascados en los maravillosos cuentos que hacemos para alguien más, es también la oportunidad de seguir la recomendación del Oráculo griego de Delfos: “Conócete a ti mismo”. Experimenta contigo, experimenta decirte abiertamente “envidio a fulanito por esto”, empieza a escuchar esa gran historia que te cuentas sobre él o ella, asume tu envidia y ve el tiempo que le has dedicado; después, date sin distracción el mismo tiempo, intención y atención que dedicaste a esa historia que no es tuya, pero ahora, para contemplarte y empezar a escuchar lo que quieres. Empecemos a cerrar los ojos, no para evadir, ni contener, sino para crear lo que sí somos y queremos.

Esta es la historia de amor entre la envidia, los sentimientos más bajos y yo, al demostrar su talento campesino en una mente fértil, sembrando historias ideales, perfectas, llenas de amor, que yo preservé con tanta emoción contenida. Porque me ha invitado seductoramente para crear una historia que tenga mi nombre. Para enseñarme que tanta creatividad vive en cada uno de nosotros, admiremos eso.



Temis Laguna es directora de Cananmaga, freelance en Desarrollo Cultural y Desarrollo de Contenidos

viernes, 15 de marzo de 2013

El erotismo, la mujer y el fútbol




Actualmente, las cifras de la Federación Internacional de Fútbol Asociación [FIFA] indican que hay cerca de 40 millones de mujeres registradas en dicho organismo, lo cual es un dato realmente relevante, sobre todo para los que todavía siguen pensando que el fútbol no es cosa de mujeres.

La fiebre de las mujeres dentro del fútbol ha crecido en los últimos años, pues vemos su intervención como jugadoras, árbitros, presidentas de clubes, aficionadas, periodistas deportivos, entre otros puestos clave.


En Francia se publicó una imagen en la que se fusionan el erotismo, la mujer y el fútbol, y no se trata de una ilustración reciente, sino de la portada de la revista Le Sourire de France, en su edición de diciembre de 1927.

Le Sourire fue una publicación muy popular en la que se trataban temas satíricos e imágenes consideradas como irreverentes para ciertos sectores de la sociedad francesa, pues en ella aparecían ilustraciones que causaban controversia como hombres "inflados" por el capitalismo y mujeres en posiciones sugerentes.


La publicación fue un magazine que inició su distribución a principios del siglo XX. En 1927, se celebraba la Copa de Francia, y Le Sourire publicó en la portada la acuarela de una mujer jugando fútbol creada por G. Pavis.

En un breve análisis semiológico, podemos observar a una mujer liberal, tomando en cuenta la época en la que se sitúa la revista, cuando se vivía aún el clima de postguerra, y las damas abandonaron la típica vestimenta conservadora para mostrar más de su cuerpo.


Utiliza colores rojos, lo que denota que se trata de una publicación con inclinación erótica, sin caer en la vulgaridad, y mucho menos sin perder el glamour.

Si observamos dentro del balón de cuero, aparece un rostro de enfado -al parecer del presidente Gaston Doumergue, partidario del nacionalismo alemán- porque la mujer está retando a la autoridad por las reglas estrictas de la seriedad y la formalidad, denotando que no le parece la "rebelión" de la mujer.


Al pie de la imagen aparece una frase, la cual en una traducción interpretada nos señala que si el deporte nos ofrece una bota -sólo para hombres-, tratemos de evitar que ellas no respondan con un disparo de arranque, refiriéndose a que las mujeres también tienen el carácter fuerte.

Y el descaro total del autor es, sin lugar a dudas, el torso de la mujer quien muestra el seno izquierdo en su totalidad, con lo cual se cumple cabalmente la temática principal que manejaba Le Sourire: la liberación femenina.


Como se puede ver, el fútbol y su relación con el sector femenino no es cosa nueva, pues las revistas liberales de los años 20 ya estructuraban como idea, tal vez de forma sarcástica, la inclusión de la mujer en el deporte más popular del mundo.



Por Rocío Yelitza
@rocioyelitza

viernes, 22 de febrero de 2013

El almohadón de plumas



A quienes nos gusta la literatura, sabemos que una simple frase, un párrafo o una obra completa, pueden mover sentimientos, cambiar conciencias, pero también, logra ser una fuente de inspiración para crear


Existe una larga lista de obras literarias que han sido llevadas al teatro y/o cine en distintos géneros. Quién no recuerda Los Miserables [Víctor Hugo], Drácula [Bram Stoker], Trainspotting, la Vida en el Abismo [Irvine Welsh], Lo que el Viento se Llevó [Margaret Mitchell], El Resplandor [Stephen King], La Insoportable Levedad del Ser [Milan Kundera] y Harry Potter [J. K. Rowling].


Reconocidos directores y nuevos artistas han cedido al encanto que la literatura provoca. Este es el caso del diseñador y realizador audiovisual chileno Hugo Covarrubias, quien retoma el cuento El Almohadón de Plumas de Horacio Quiroga para crear un cortometraje en stop-motion.


El Almohadón de Plumas es un cuento clásico que narra la historia de una joven esposa que tras un ligero ataque de influenza que la hace permanecer en cama, comienza a debilitarse precipitadamente llevándola a la muerte.


Si bien Covarrubias se apoyó en un gran equipo para su creación, fue él quien se hizo cargo de la dirección, animación, arte, guión y post-producción. Para realizar este trabajo de aproximadamente 10 minutos, utilizó muñecos, sets y props a una escala de 1:7 y para la maqueta de la casa en los planos contextuales exteriores 1:20.


Hugo Covarrubias se distingue por lo que provoca; la iluminación adecuada aunada a pausas certeras, induce a la atmosfera perfecta del misterioso mundo de los cuentos.





Alma Emergente

viernes, 1 de febrero de 2013

Arte dactilar


¿Cuántos de ustedes son papás y les enfada que sus hijos les pinten las paredes? o ¿cuántos de ustedes recuerdan que eso es lo que hacían cuando eran pequeños? Pues si creían que “pintarrajear” en los muros de la casa era cosa de niños, y que esos tiempos son cosa del pasado, la artista newyorkina Judith Ann Braun no piensa lo mismo.




Braun lleva trabajando treinta años en el mundo del arte, pero desde hace diez se ha dedicado a “ensuciar” las paredes con sus dedos creando figuras, paisajes y un sinfín de patrones abstractos de lo que sea. Impresionantes obras que ha conjuntado en la serie llamada Wall Fingerings.




Sus herramientas son muy sencillas: sus dedos que le sirven como pincel, carbón en polvo como pintura y un muro que utiliza como lienzo. Con frecuencia, utiliza simultáneamente ambas manos para lograr esa simetría que genera de manera inherente el cuerpo.




Judith tiene un interés especial por la abstracción y el equilibrio que la llevaron a trabajar bajo cuatro reglas que se inventó y a las que se refiere como Procedimientos simétricos, en las que incluye la abstracción, el papel cuadrado, el grafito y la simetría bilateral.



Ann Braun considera que “la abstracción permite que las imágenes sean cualquier cosa, mientras que la simetría siempre convierte la fluidez en algo, como energía líquida cristalizando. La metáfora del cristal es reflejada en el medio del carbón que, bajo presión y altas temperaturas, se convierte en diamante. Me gusta pensar que estoy pintando con polvo de diamante.”



La Talis