Mostrando entradas con la etiqueta Dibujos animados. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dibujos animados. Mostrar todas las entradas

viernes, 30 de septiembre de 2016

Inocencia grotesca


Cada año los niños y sus papás esperan con ansias las películas infantiles; nuevos seres, personajes fantásticos que se apoderan de las pantallas, los juguetes y todo lo que se relacione y tenga la licencia de distribución.



Las animaciones de Disney son las que se llevan las taquillas, ya sean con la multifranquicia rentable de las Princesas o lo que sale de la mente de esos geniecillos de Pixar son un rotundo éxito.


Este tipo de películas, por lo general, son inspiracionales y aspiracionales. Cuántos chiquitines buscan emular lo que representan los personajes, cuántos se disfrazan para las fiestas de sus amiguitos, cuántos hablan y los imitan.


Los contenidos siempre se debaten entre el bien y el mal, por supuesto, siempre triunfan los buenos, no sin antes dejarnos una enseñanza. Los buenos se caracterizan por su bondad, hermandad, pero sobre todo, por su inocencia, plasmada en los trazos que los diseñadores otorgan a los protagonistas.


Se imaginan que toda esa buena onda que despiden las princesas, animalitos, robots, carros y demás parafernalia colorida se transformara en zombi, que tuvieran su lado bizarro como en aquel episodio donde el canario Piolín se transforma en mostro. ¿Los papás llevarían a sus hijos al cine?


Para darse una idea de cómo lucirían, el artista sueco Dennis Carlsson, alias Disse86, reversiona varias caricaturas, otorgando en cada cartón que dibuja los atributos necesarios para aparecer en un capítulo de The Walking Dead o una película de George Romero.


La brutalidad y la falta de ser políticamente correcto son su sello de distinción. No busca agradar a los pequeños, mucho menos a sus papás, sino a ese grupo de mentes perversas que les encanta romper con lo establecido.


La inocencia se fue por el caño, Winnie Pooh y compañía vienen con hambre de carne y sangre, lo dulce ya no va con ellos, se empalagan, así que prefieren ser la imagen perfecta de lo grotesco, formar parte de las pesadillas de cualquiera que se enfrente a ellos.



Si quieren saber más de Disse86, den click en el alias.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Pokémon, unos lindos animalitos


2016 es el año en que se cumplen 20 años de una de las franquicias más poderosas de los videojuegos y anime: Pokémon. El responsable de este maravilloso mundo es el diseñador japonés Satoshi Tajiri al inspirarse en la colección de insectos que fue recopilando desde su infancia.



Pokémon es uno de los grandes ausentes en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Río 2016, ya que se ocuparon las figuras de Mario Bros., Kitty y Los Supercampeones, cuando en ese momento estaba en boga la invasión mundial del juego Pokémon Go.


La explicación de los organizadores japoneses radica en que en febrero realizaron el teaser de la clausura, mientras Pokémon recobró su fama mundial a partir del 6 de julio con Pokémon Go, razón por la cual era imposible agregarlo, sin embargo no dudamos que sea figura emblemática para el certamen olímpico de Tokio 2020.



Los mostritos de bolsillo iniciaron su camino como un videojuego y no como anime. Es de esos pocos casos donde la popularidad de un juego es tan grande que deciden mudarlo a la televisión, y su éxito ha sido arrollador al tener más de 50 títulos en el mercado, sólo superado por el plomero italiano Mario Bros.


Uno de los ingredientes de su popularidad radica en su esencia: un juego de rol basado en el combate por turnos, atrapando Pocket Monters [Pokémon es su contracción] en bolas especiales para ocuparlos más adelante en una confrontación.



Totomame es un ilustrador y diseñador que adora todo lo relacionado a Pokémon, por ello rediseña a los personajes para acercarlos más a la vida real. Sus trazos se combinan con animales terrenales, llevando el dibujo animado a seres que podríamos encontrarnos en nuestro mundo.


Para ver más de Totomame, den click en su nombre. ¿Cuál diseño les gusta más?


jueves, 30 de junio de 2016

¡Café... bendito café mañanero!


Una mala noche, desvelos por estudiar, por ver series y películas hasta tarde, porque tus hijos se sintieron mal y te quedaste a cuidarlos, tomaste café y Coca Cola a altas horas y no pudiste conciliar el sueño… estas y muchas más pueden ser las razones por las cuales en las mañanas podríamos vernos con un mal aspecto.




La falta de sueño en una noche nos deja en estado de trance del que es difícil salir, por más que busquemos un rinconcito para dormir 10 minutos [aunque sea], el aspecto de la cara revela la batalla perdida.




¿Cuáles son los remedios que ustedes ocupan? Seguro cada uno de ustedes termina en el más común: el consumo de café para recuperar y obtener energía. Además de ser una moda, el tomar café activa el cuerpo para que continué realizando actividades.




La figura de fatiga no sólo se da en los seres humanos, ahora podemos vernos reflejados en los personajes de dibujos animados, ellos también la pasan muy mal por la noche. [¿Recuerdan ese capítulo de la Pantera Rosa donde no puede dormir porque hay un mosquito en su habitación?]




Sam Milham es un ilustrador australiano que pone en situaciones diferentes a las caricaturas, logrando efectos diferentes a su esencia inocente y picaresca. En esta ocasión retoma a varios personajes y nos muestra cómo se verían desvelados y con su taza o vaso de café en la mano.




Esas caras que ahí vemos no están exageradas, este es el aspecto real de un desvelo anunciado. Y lo que es innegable es que el café, hasta el momento, es el mejor reparador de energía para continuar con un día lleno de actividades y creatividad.




Vean más de los trabajos de Sam dando click en su nombre.