Mostrando entradas con la etiqueta Ejercicio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ejercicio. Mostrar todas las entradas

viernes, 29 de julio de 2016

Totorobics


Fuerza de voluntad y disciplina son dos cualidades importantes  para cumplir con un plan y conseguir un objetivo.



Cuando se trata de llevar una dieta balanceada o hacer ejercicio se necesita hasta motivación e inspiración, hay quienes por si solos no pueden y se apoyan en alguien que les eche porras, que se solidaricen con ellos, que compartan los mismos alimentos, o que vayan juntos al gimnasio. Es válido buscar ayuda o apoyo de amigos o familiares para llegar a la meta propuesta.


Hay quienes han encontrado la motivación en un personaje público, en alguien cercano o un ser querido, en una persona que hayan visto que su constancia y esfuerzo ha valido la pena, conocer y ser testigos de su evolución y progreso, del cambio positivo y los beneficios que le trajo el ejercicio.



En los gimnasios existe la figura del entrenador, quien te lleva de la mano, y muchas veces mano dura, que te obliga a ser disciplinado, a seguir una exigente rutina de ejercicios hasta sentir en cada músculo, e incluso en los que desconocías su existencia, la gratificación del rigor.


Si quieren ejercitarse, pero necesitan inspiración y un ejemplo a seguir, la animadora australiana CL Terry ha creado una linda y tierna serie de gifs de uno de los personajes más queridos del estudio japonés de animación Studio Ghibli, se trata del carismático Totoro.



Así como lo ven de pachoncito, Totoro procura ejercitarse, aunque hay ciertos ejercicios que le cuestan trabajo, él con toda la actitud se esfuerza para mantenerse en forma.


Algunos de los totorobics que propone Totoro para tener una figura envidiable son: yoga, correr, saltar la cuerda, cargar pesas, jugar con el ula ula, caminar y por qué no, también relajarse y tomarse un descanso.



Les invitamos a conocer más animaciones de CL Terry dando click en el nombre.



lunes, 27 de julio de 2015

Cómo incluir el ejercicio en la vida diaria

Ponerse en cuclillas sobre el retrete

La rutina diaria, el ajetreo, el ritmo de vida acelerado, las jornadas laborales extensas, conllevan a que el sedentarismo físico sea más común en nuestras vidas. Estas actividades y la falta de administración de nuestro tiempo muchas veces impiden que realicemos algún ejercicio.

Utilice un par de burritos como pesas, si tienen guacamole mejor, así cargará
más peso. Haga 5 repeticiones de 10 flexiones hasta que termine de comer los burritos.

No darse el tiempo para realizar una actividad física no sólo traerá como consecuencia el sobrepeso, dejando a un lado la estética, los efectos secundarios en materia de salud pueden ser serios.

Mientras está en la cama sostenga el teléfono a la altura de su rostro hasta que
se adormezcan los brazos.

Estar sin movimiento mucho tiempo puede causar problemas en la espalda, hacer que los músculos y huesos se vuelvan débiles,  hacernos propensos a desgarres musculares,  día a día la fatiga irá en aumento, incluso, puede llegar a debilitarse la mente.

Colóquese en posición de tabla, poco a poco coloque sus labios sobre el popote,
una vez que lo consiga deje caer las rodillas y bébase el vino.

Comenzar con una rutina de ejercicios no tiene porque ser una tortura, no es necesario convertirse en  un atleta de alto rendimiento, aunque sí con la constancia se logra qué mejor. Según los médicos lo ideal es por lo menos hacer 30 minutos diarios de la actividad que más nos atraiga, nos haga sentir cómodos y en la que no necesariamente tengamos que invertir tanto dinero. Algunas rutinas pueden realizarse en la comodidad del hogar, lo que se requiere, principalmente, es disposición y fuerza de voluntad. Empezar puede costar un poco de trabajo, pero una vez que sentimos el efecto de hacerlo, el cuerpo se acostumbra y ya no será una carga.

Recuéstese boca a bajo, abra sus piernas a lo ancho de los hombros, flexione un poco
los brazos, luego colapse y recupérese dentro de 7 o 9 horas.

¿Quién dice que el levantamiento de tarro, el lanzamiento de jaibolina y barra libre no cuentan como ejercicios? El sitio de internet BuzzFeed nos da unas claves para incluir el ejercicio en nuestra vida diaria, sin necesidad de ir al gimnasio.

Acuéste con una almohada en la espalda frente al televisor, levante su cabeza
ligeramente para ver el desarrollo de su programa favorito, si es necesario coloque
otra almohada para mejor visualización. 

A través de unas cuantas ilustraciones la página web nos muestra unas sencillas y fáciles rutinas que se pueden realizar con objetos o comida que tenemos a la mano. Una serie de repeticiones con un “burrito”, ejercitará la zona de los bíceps, además de que al terminar podemos comerlo.

Rete a su amigo para ver quién gana a elegir un programa en Netflix. Tiene que
asegurarse de que sus dedos se muevan velozmente.

Mientras estamos acostados recomiendan sostener el teléfono a una altura considerable en la que podamos verlo, así podemos estar hasta que los brazos se adormezcan y el teléfono caiga en nuestra cara; o que tal hacer lagartijas mientras bebemos un poco de vino.