Mostrando entradas con la etiqueta Estampado. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Estampado. Mostrar todas las entradas

miércoles, 8 de julio de 2015

Estampado a mano



Las extremidades del cuerpo son muy importantes, pero las manos tienen un don especial [quizá los futbolistas dirán que los pies]. Con ellas se pueden hacer infinidad de actividades y dinámicas.



Con ellas podemos manipular todo lo que se pueda tocar. Son especiales para alcanzar lo que deseamos de manera física.



A través del tacto percibimos sensaciones extraordinarias que tienen un único significado para cada persona. La experimentación y enseñanza que nos otorgan permiten que aprendamos, como lo hizo el hombre en el inicio de la civilización cuando tocó el fuego y se dio cuenta que era doloroso.



Los usos de las manos son indefinidos. Es probable que la cantidad de cosas que se pueden hacer con ellas sean incontables, sin importar que las personas sean diestras o siniestras [zurdas], gran diferencia que ha sido olvidada por los proveedores de bienes y servicios que hacen herramientas sólo para derechos.



Para el arte son los instrumentos ejecutores de lo que dicta la creatividad. Son responsables de plasmar las invocaciones de la belleza mental. Su habilidad innata y la destreza para moverse por los aires nos ha llenado el corazón y el gusto artístico.



Si algún día se encuentran al artista Russell Powell, sin pensarlo, que les estreche la mano, y si es la izquierda, mejor. Sabemos que las reglas de etiqueta versan en que el saludo debe de ser con la derecha, pero con él, eso es lo que menos importa.



Se preguntarán qué tiene de especial su mano izquierda. No es simple, él se basa en la técnica del “hand-stamping”, en otras palabras, el estampado a mano.



Resulta que Russell utiliza la mano derecha para pintar retratos de personajes de la cultura pop y de otros comunes y silvestres teniendo como lienzo, ni más ni menos, que ¡su mano izquierda!



Su body-paint sólo se ubica en la palma de la mano. Las imágenes otorgan una vista que pareciera tridimensional debido a los movimientos de la extremidad y el matiz de colores oscuros.



La obra no es efímera ni se queda en el lienzo orgánico y se borra con el agua. Aquí es donde se abre el camino al “hand-stamping” al posar la mano en una hoja de papel blanca para conservar su acervo de las piezas creadas.



Si quieren ver más de Russell Powell, den click en su nombre.