Mostrando entradas con la etiqueta Fotografía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fotografía. Mostrar todas las entradas

jueves, 20 de abril de 2017

Inspiración en "el otro"


La sencillez y humildad para aceptar que todos y cada uno de nosotros nos inspiramos en alguien más en un valor innato pocas veces utilizado. Las tendencias del actuar en la vida son una réplica de algo que se vio en otro lado, no importa dónde, se vio en un lugar.



Las familias o grupos de amigos tienen la característica de contar con similitudes, no sólo físicas, sino en su forma de comportarse socialmente y, sobre todo, en su forma de vestir.



La vestimenta forma parte de un código de hermandad, aunque no conozcas a ese hermano. De ahí surgen muchas modas y tribus urbanas que guardan la simetría del algodón. Los pantalones, faldas, blusas, camisas, suéteres o chamarras desfilan en serie como un ejército dispuesto a vestir una tendencia, actual o reciclada.



En este punto es donde entra la mimetización con “el otro”. La semejanza que guardamos con los iconos populares, sean del rubro que sean, reflejan nuestros gustos [algunos culposos como los pantalones al estilo Locomía] al portar algún tipo de prenda.



El asumirse por gusto como una persona que disfruta de ver a los demás podría ser una fortaleza lejos de una debilidad, dependiendo de la interpretación. Así, el fotógrafo Caleb Cole decide mostrarse tal como le inspira la vida de los demás.



En la serie Other People’s Clothes, Cole admira la ropa de los demás, personas comunes y silvestres que se cruzan en su día a día; seres que de una u otra forma le provocan una curiosidad por saber cómo son sus vidas y qué es lo que los lleva a vestirse de esa forma.



En estas fotografías, que no autorretratos, él es el modelo porque quiere sentir en carne propia lo que es estar en la ropa de los demás, ya sea una secretaria de un consultorio dental, un niño, un intelectual, un cazador o una devota de Jesús.



Si quieren ver más imágenes de Caleb, den click en su nombre.

miércoles, 19 de abril de 2017

Donde cabe uno caben dos


Constantemente escuchamos a personas que motivan a otras a adoptar un perro o un gato, las mascotas más comunes en los hogares. También conocemos a quienes adoran a los animales y los procuran como un miembro más de la familia.

La gente que tiene mascotas comenta lo felices que son y hacen hincapié en la gran alegría que le provocan a los niños. Recientemente vimos el rostro de una pequeña de un año que se emocionó al ver tantos perros en un parque y lo feliz que la hacía poder conocerlos y estar cerca de ellos. Es cierto, los animales llenan de alegría a otros seres.


Campañas sociales promueven la adopción sobre la compra, los animales son seres vivos que merecen y tienen derecho a un techo, a comida, a un hogar donde sean respetados y amados.


El fotógrafo Amol Jadhav y el director de arte Pranav Bhide crearon unos cuantos carteles para la World For All Animal Care And Adoptions en Mumbai, los cuales forman parte de una campaña para promover la adopción de mascotas, con el lema: “Siempre hay espacio para más. Adoptar”.

Jadhav y Bhide crearon una brillante interpretación de los espacios. Usando la fotografía para una buena causa, se valen de la ilusión óptica y juegan con la iluminación. Dos o tres personas componen el cuadro, se miran amorosamente y en medio de ellos, en ese espacio negativo que al final podemos traducirlo como un espacio positivo, por el mensaje que transmite, se forma la silueta de un bello animal.


Es así como esta campaña envía el mensaje de que siempre hay un hueco para alguien más, busca motivar a que las personas integren a un miembro más a su familia y sean más felices.

lunes, 17 de abril de 2017

Reacciones a la llegada de un hermano


La llegada de un bebé es motivo de felicidad para los papás, la familia y amigos. Son
considerados unos ángeles, toda una bendición que llega a llenar de más felicidad la vida
de sus progenitores.

Algunos planeados, otros llegan de sorpresa, pero al final son queridos y bien amados,
pero ¿todos los miembros de la familia están contentos por tener un nuevo integrante?


Los padres que ya no son primerizos podrían dar testimonio de las actitudes y reacciones
de sus otros hijos al enterarse de que ya no serán únicos o que tendrán más
hermanos.

Algunos hermanos mayores reciben gustosos la noticia y están listos y ansiosos por
conocer a su hermanito o hermanita, pero hay a quienes no les cae nada en gracia y
desde que su mamá está embarazada se muestran celosos, se chiquean, buscan con
mayor insistencia la atención de sus padres, abuelos, tíos, pero sobretodo de la madre,
porque creen que serán desplazados.


Una vez que conocen al nuevo bebé, los hermanos cambian su actitud y lo reciben con
mucha emoción, pero también están los que no lo quieren aceptar y les toma más tiempo
encariñarse y acceder.

Para algunos un hermano es alguien con quien jugar y compartir, para otros representa
un intruso que viene a quitarle el cariño de los papás.



Les compartimos una compilación de imágenes que muestran las reacción de los 
hermanos.

viernes, 7 de abril de 2017

Hannah al extremo


Los niños nos enseñan lo más vital de la vida y también lo vulnerable que es el ser humano.
 
Acciones como gatear, caminar, comer, aplaudir, atrapar los objetos, y una infinidad que para los adultos pueden ser tan básicas, los niños nos demuestran lo importante que son y lo que cuesta aprenderlas.


Cuando eres padre los hijos te abren el panorama, la visión, misión y objetivos en la vida. Aprendemos el valor de las pequeñas cosas a las que no les dábamos importancia porque siempre las hemos tenido, volvemos a ser perceptivos, buscamos la manera de ser más prácticos, ajustamos los horarios para administrar bien el tiempo y priorizar qué es lo más importante.


Ser responsable de un niño o niña no es algo sencillo, pues del adulto depende la vida de un pequeño ser que está expuesto a cualquier riesgo.
 
La angustia de no saber qué tienen cuando lloran, estar al pendiente de su respiración, procurar que estén cómodos, vigilar que no se lastime, que no esté cerca de objetos que lo puedan dañar, en fin, tal vez hay papás que se vuelven paranoicos porque no desean que le pase nada malo a sus hijos. Perotambién hay que dejarlos experimentar, claro hay grados, tampoco se trata de exponerlos.
 
 
El diseñador irlandés Stephen Crowley ha expuesto a su hija Hannah a situaciones peligrosas que generan angustia a cualquier padre.
 
 
Una galería de fotos manipuladas que ha compartido en Reddit y ha dado la vuelta al mundo. Su hija Hannah posa en situaciones algo embarazosas que provocan agobio a quienes las contemplan. La idea era jugar con el límite de la percepción del peligro; más estimulada en aquellos que tienen hijos.
 
 
Hannah, padece de linfohistiocitosis hemofagocítica, una enfermedad rara de pronóstico grave. Tras largas sesiones de quimioterapia y un trasplante de médula anónimo la salud de Hannah ha mejorado.
 
 
Esta angustia vital, la preocupación por la salud de su hija ha inspirado a Crowley para crear esta maravillosa serie fotográfica perturbadora, pero  al mismo tiempo inspiradora, y que pretende concienciar a la gente para que se convierta en donante de médula. El trabajo lo realizó inicialmente para bromear con miembros de su familia y amigos y así sobrellevar la enfermedad de Hannah, pero ahora que las comparte en las redes se convirtieron en una buena manera de difundir la donación de médula.

lunes, 3 de abril de 2017

La pose de la serpiente

Muchos animales nos provocan miedo, quizá es por el desconocimiento real de si actúan de forma agresiva sólo por atacar o es por defenderse ante una acción del ser humano.
 


 
Es un hecho que no conocemos la naturaleza de muchos animales. Es más, cuántas veces le tememos a los perros que están en las calles, y eso que sabemos que son el mejor amigo del hombre.
 


 
Entre esta fauna que existe en el mundo, las serpientes son de los reptiles a los que más tememos. Sabemos por documentales y películas que gustan de engullir todo lo que se les ponga enfrente.
 


 
Esas imágenes que circulan donde vemos el cuerpo de la víctima cómo es envuelto por la boca de la serpiente y el desarrollo de la entrada y recorrido por su largo cuerpo son postales que pocos deseamos presenciar.
 


 
Hay serpientes a las cuales se les practicó la extracción del veneno y que su exposición radica en la presentación ante el público o en exhibiciones de entretenimiento, como cuando te animas a que te la pongan alrededor del cuello.
 


 
Si padecen ofidiofobia [miedo a las serpientes] es mejor que se salten este post, porque lo que están viendo les provocará ansiedad y ganas de salir corriendo. Si no es así, pueden disfrutar de la colección Serpens del fotógrafo Guido Mocafico.
 


 
Al principio, su acercamiento a las serpientes, cobras y víboras no fue fácil, pues también les tenía cierto miedo, sin embargo, con el paso del tiempo fue superando la presencia rastrera y dio paso a maravillosas imágenes que nos muestran las líneas circulares y patrones de color de la piel de los réptiles.
 


 
La sesión para cada imagen tiene una duración aproximada de 45 minutos, tiempo que incluye la colocación del animal dentro de una caja de plástico transparente forrada con tela. El siguiente paso es pararse sobre la caja, retirar la parte superior y, por último, lanzar una ráfaga de fotos que le permitan elegir la mejor toma.
 


 
Para conocer más de Mocafico, sólo den click en su apellido.