Mostrando entradas con la etiqueta Gastronomía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Gastronomía. Mostrar todas las entradas

jueves, 30 de julio de 2015

Muestra gastronómica de cine

Un almuerzo azucarado servido en un ambiente extraño y divertido. 

Dicen que “en gustos se rompen géneros” y eso aplica para todo, en las preferencias musicales, gastronómicas, literarias, películas, vestimenta, y en todo lo que elegimos. Pues todos somos diferentes y eso es lo que hace que los gustos sean variados.

Mi comida es la expresión de nuestro deseo principal reflejado en sí mismo.

El gusto implica una dimensión estética, el valor que le damos a algo como bonito, feo, horrible, agradable, bello, espantoso, aberrante, y todo a su vez tiene que ver en función al momento histórico en qué se vive, ya que los gustos muchas veces se definen por la moda y el consumo. Es así que la formación cultural adquirida por cada individuo es lo que determina sus gustos.

Alimentos envasados que provocan un paro cardíaco.
Ahora con grasas y explosiones extra.

En ocasiones, dadas la diferencias que existen entre cada persona, es complicado llegar a un acuerdo. Por ejemplo, elegir un lugar para ir a comer, o saber qué tipo de música poner en una fiesta o reunión. Seleccionar un género cinematográfico también puede ser un tema a negociar.

Puse la salsa especial Burton a todo.

Cuando yo voy al cine con mis padres, de preferencia es mejor no sugerir las de terror, pues no son muy de su agrado, una buena opción siempre serán las de acción, comedia o animación.

Una exquisita cocina que te hace sentir más inteligente mientras te la comes.

Elegir el género es un tema, también tomamos en cuenta quiénes son los protagonistas y un punto importante es quién las dirigió.

Una comida balanceada que pueda disfrutar toda la familia.

Así como cada quien tiene a sus actores favoritos también tiene a sus cineastas predilectos, algunos con un estilo más espectacular, otros con tramas más elaboradas y reflexivas. Al final lo que importa es entretenerse y divertirse.

Puede parecer aburrida y de sabor extraño, pero es buena para ti.

Imaginen si algunos afamados directores de cine llevaran su estilo a la cocina, qué clase de platillo creen que prepararían.

Filete, sangriento como el infierno con un batido de leche de 5 dólares.

Seguro habría desde platillos muy sencillos hasta los más elaborados y gourmet. Tal vez Tarantino usaría demasiada salsa picante o de tomate. Spielberg quizá haría una comida más familiar.

La experiencia de la última tecnología que empujará las palomitas por tu garganta.
Ahora en 5D!

Para que no sólo lo imaginemos los de Cheekylicious ilustraron de una manera muy divertida la clase de cocina que elaborarían directores como Michael Bay, Steven Spielberg, Christopher Nolan, los hermanos Coen, David Lynch, Wes Anderson, James Cameron, entre otros, para mostrar a través de la comida cómo sería su estilo en el área culinaria.

Olvídese de la comida de tres tiempos con un jabalí asado como postre.

Seguramente Christopher Nolan prepararía un platillo exquisito que nos haga reflexionar mientras comemos. Los platillos de los hermanos Coen probablemente al principio no resulten muy atractivos, pero al final podrían dejarnos un buen sabor de boca. Wes Anderson serviría alimentos llenos de azúcar y adornados, sin olvidar la compañía de personajes extraños.

Una comida tradicional que puede ser disfrutada por usted y
por todas las generaciones por venir.

Si les latió el trabajo de Cheekylicious entren a su página dando click en el nombre.

Experimentar la belleza de una puesta de sol con un plato de carnes frías
y una botella de vino.

¿Recuerdas la tarta de manzana que realmente amabas hace 30 años?
Aquí está el sobrante listo para re-re-re-re-recalentar.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Apetitosas metrópolis


Así como cada ser humano tiene su propia personalidad, lo que lo hace ser un individuo único e irrepetible que los diferencia a unos de otros, de la misma manera cada región, cada estado, cada país tiene características que los distingue de los demás.

Barcelona

Atenas

Cuando salimos de nuestro lugar de origen nos atrae conocer gente nueva, costumbres distintas, visitar lugares emblemáticos, descubrir y comprobar si lo que hemos visto en las películas o lo que alguien nos ha contado es verdad. Si es cierto que en Roma utilizan las ventanas como tendedero, si en España hay muchas panaderías o tiendas de carnes frías o se escuchan sevillanas por doquier, si en Alemania la bebida del día es la cerveza.

Berlín

Beijing
Lo anterior podrán ser estereotipos, a los que probablemente todos en alguna ocasión hemos recurrido para hablar de una cultura o nación. Así como a los mexicanos nos identifican en otras partes por el mariachi, el tequila, el chile y los frijoles. Cierto es que no portamos todos y todo el tiempo el traje de charro, pero es parte del traje típico que nos representa, así como la gastronomía tradicional.

Bruselas

Dublín

En la variedad de culturas está la riqueza y el valor de cada nación. Sitios y arquitectura emblemáticos también son parte importante que hacen a las metrópolis reconocidas. El Centro Histórico, el Zócalo y la Catedral, así como el Ángel de la Independencia, son elementos icónicos de la Ciudad de México, como lo es para Nueva York la Estatua de la Libertad, o para París su monumental e icónica Torre Eiffel.

La Habana

Lisboa

Estas y otras distinciones fueron captadas por la mancuerna de artistas españolas Bea Crespo, ilustradora, y Andrea G. Portolés, fotógrafa, quienes construyeron y retrataron los edificios más representativos combinándolos con la comida tradicional de distintas capitales del mundo.

Madrid
Londres

Bea y Andrea crean deliciosas postales fusionando dos placeres del ser humano, viajar y comer, en la serie, que tuvieron a bien llamar Brunchcity. Pequeñas metrópolis edificadas sobre horneadas plataformas de harina, de arroz, o de cremoso helado. Edificios de papas fritas, calles hechas de salchicha representan a bellas ciudades del planeta.

Marrakech

Nueva York

Un apetitoso imaginario en miniatura con los aperitivos más icónicos del mundo que nos abren el apetito para comer o viajar.

París

Roma

Para conocer más de Brunchcity den click sobre el nombre. Y para que conozcan más trabajos de Bea Crespo y Andrea G. Portolés, hagan lo mismo.

Tokio