Mostrando entradas con la etiqueta Medio Ambiente. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Medio Ambiente. Mostrar todas las entradas

miércoles, 8 de abril de 2015

El arte del reciclaje


Desde hace varios años la relación existente entre el ser humano y el medio ambiente se ha deteriorado por la falta de conciencia. Haciendo una analogía es como las relaciones personales, de pareja, de amigos y de hermanos. Sin el cuidado y respeto por el otro puede traer como consecuencia graves daños, muchas veces irreversibles.



Aunque nuestro entorno puede ser alterado por diversos factores naturales como los terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, el principal enemigo de la Madre Tierra es el hombre, el crecimiento de la población y el no tener control de sus actividades.


Es importante tomar medidas para conservar el planeta que habitamos, pues de él obtenemos el aire, agua, comida, combustibles, las materias primas que nos permiten fabricar lo que usamos diariamente. Es nuestro hogar y de la Tierra depende nuestra existencia.


Diversas campañas se han implementado para el uso consciente del agua, la luz, la disminución del consumo de papel, detergentes, para separar la basura empezando, por lo menos, por tirarla en el lugar que le corresponde y no en las calles, como tristemente algunas personas lo siguen haciendo.


Cambiar nuestros hábitos de consumo para explotar lo menos posible al planeta y utilizar sus recursos de manera sustentable. Aplicar la regla de las 3R: Reducir, Reusar, Reciclar. Con pequeñas acciones podríamos obtener grandes cambios positivos y que conlleva beneficios para todos.


Una de las características de la artista que hoy les presentamos es que coopera con el cuidado del planeta con acciones amables, sus obras llevan el mensaje de cómo podemos cuidar nuestro medio ambiente y al mismo tiempo embellecerlo.



Veronika Richterová es una escultora checa que lleva más de 10 años recolectando diversos materiales que recicla para crear sus obras de arte. Uno de sus materiales preferidos para esculpir es el PET.


Fascinada con la transparencia y la maleabilidad de las botellas de policarbonato, las corta en trozos y maneja las partes para inventar nuevas formas, evolucionado el material original de la basura en impresionantes plantas.


Richterová comparte una alternativa de reciclaje de botellas de PET dándoles nueva vida en forma de arte moderno.


Si quieren hacer arte reciclado y conocer más trabajos de Veronika Richterová entren a su galería dando click sobre el nombre.


viernes, 22 de noviembre de 2013

La anatomía mecánica de los animales



En Indie Emergente hemos dado cabida a distintas técnicas artísticas e innovadores proyectos que utilizan materiales, que aunque cotidianos, no era tan común su uso sino hasta tiempos recientes.





Algunos objetos que han servido para la creación de asombrosas piezas de arte provienen de los desechos, de aquellas cosas que para algunos ya no tienen sentido guardar, lo que se considera inservible.





Existe una tendencia del arte contemporáneo, que tiene como uno de sus principios el recuperar el uso de materiales e incorporarlos al quehacer artístico, no sólo para otorgarle nuevos usos y nuevas formas de expresión o dotarlos de un valor estético, sino con el propósito de provocar la reflexión en la sociedad. Esta corriente artística denominada como arte ambiental o ecológico intenta crear consciencia acerca de la importancia de reciclar materiales. Se mueve bajo el concepto de “no eliminar, sino transformar”.




El artista francés Edouard Martinet se ha encargado de recorrer los mercados de pulgas para recolectar la basura, chatarra y toda clase de artículos de desecho para darle utilidad artística.





Piezas descartadas de viejos automóviles, bicicletas, máquinas de escribir, objetos oxidados como utensilios de cocina, ollas, llaves, y diversos objetos de metal son los más buscados por Martinet para ensamblarlos y formar esculturas.



Martinet no necesita de soldadura para unir los restos metálicos, sólo recurre a su habilidad con las manos y a la creatividad para encajar perfectamente las partes, como si fuera un rompecabezas,  y representar la anatomía de aves, peces e insectos.



Cada obra es hecha con sumo cuidado y minuciosidad, primero desarrolla un boceto detallado del animal o insecto a construir, para que el resultado asemeje lo más posible a los seres vivos recreados.



Las figuras de Martinet sorprenden por la fidelidad con la que son representados los modelos, y muestran la perfecta unión del arte con la ecología.



El escultor ha logrado convertir basura y desechos metálicos en obras artísticas de gran belleza, con lo que ha demostrado que el reciclaje es una opción viable y acertada para disminuir la cantidad de desperdicios que se generan.



Si quieren conocer más trabajos de Edouard Martinet den click en su nombre y apellido.



viernes, 4 de octubre de 2013

Vistiendo el hábitat


El primer lunes de octubre de cada año se celebra el Día Mundial del Hábitat. La Organización de las Naciones Unidas [ONU] fue la encargada de postularlo como una forma de conmemorar que las ciudades pueden convertirse en oportunidades de crecimiento de las personas.



La palabra hábitat se refiere a las condiciones que tiene un terreno para que vivan y se desarrollen las especies que ahí se encuentran. Las personas buscan como residencia una ciudad, incluso, una buena parte de la población rural busca migrar a las urbes en busca de mejorar su calidad de vida.



La vida de los animales es muy diferente, totalmente diferente. Ellos nacen y crecen en diversos hábitats y evolucionan con lo que el medio natural les provee. Su código genético les indica cómo deben aprender a caminar, a correr, a volar y a alimentarse, además de tener un sentido elevado de organización y procuración de su especie.



La parte triste de su existencia es cuando son secuestrados de su hábitat para llevarlos a lugares que tienen muy poco en común con las necesidades que requieren para vivir.



Los motivos del ser humano pueden ser muy diferentes: entretenimiento, investigación, domesticación, contrabando, su piel, colmillos, plumaje. Ninguno de ellos justifica que sean sacados de su entorno. Cada uno de estos motivos está penado en varios países alrededor del mundo.



El hábitat es necesario para preservar una especie. Su adaptación al entorno también forma parte de lo que se conoce como la cadena alimenticia.



Consciente de que todo ser vivo debe de permanecer en su entorno, el artista Daniel Mackie crea una serie de ilustraciones de animales que tienen grabado en su cuerpo el hábitat donde pertenecen.



Las acuarelas están llenas de colores y respetan la figura del animal que representan. El hábitat pintado sobre su cuerpo toma la forma de una vestimenta especial para demostrarle al ser humano los diferentes lugares donde sería más feliz.



Vemos a una ardilla que tiene tatuado un árbol con frutos que son parte de su alimentación. Un búho que tiene en la parte central la característica oscuridad rodeada de árboles. Un cocodrilo formado por la caída del agua de los ríos.



La inspiración principal de Mackie viene de su fascinación por los tatuajes color azul marino y el arte ancestral japonés llamado ukiyo-e [técnica que ya les mostramos en Indie Emergente] plasmado en el interior de los diseños. Le da su propio sello personal al trabajo basándose en el Art Deco, haciendo que cada animal sea reconocido fácilmente, a pesar de tener otros elementos.



Para conocer más de Daniel Mackie, den click en su nombre.