Mostrando entradas con la etiqueta Ortografía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ortografía. Mostrar todas las entradas

martes, 24 de febrero de 2015

La puntuación y su significado


La ortografía es compañera, tendríamos que agregar fiel, de la escritura, aunque hay quienes se olvidan de esa fidelidad. Con las reglas gramaticales no aplica aquel dicho de “las reglas se hicieron para romperse”, pues un error ortográfico puede traer serias consecuencias en la interpretación.



Habrá quienes piensan que el uso adecuado de la gramática está ligado a la inteligencia, pero hay personas brillantes que cometen graves errores gramaticales.


Las faltas de ortografía se asocian al desconocimiento de la norma, a la falta de atención, a no revisar cuidadosamente y, en más de una ocasión, a la falta de vocabulario y también a algunos hábitos de escritura, como no tomarse la molestia de buscar el significado de la palabra dudosa. Lo que implica el uso incorrecto de las letras, el exceso o la falta de signos de puntuación.


En el caso de la puntuación, de ésta depende gran parte de la correcta expresión y comprensión de los mensajes escritos, marcan el ritmo y la entonación en la que serán leídos. No es lo mismo decir “Vamos a comer niños” que “Vamos a comer, niños” o “No quiero” que “No, quiero”.


Los signos de puntuación nos ayudan a comprender el valor y el significado de las palabras y nos permiten expresarnos con claridad para evitar diferentes interpretaciones al mismo texto.


El empleo correcto de la puntuación depende de ciertas normas, pero también del estilo del escrito. Por ejemplo, el uso excesivo o la escasez de la coma, uno de los signos más utilizados, marcan el ritmo de la lectura: a mayor cantidad de comas, menor lentitud de la lectura; a menor cantidad, mayor fluidez.


Entre los signos más conocidos están el punto, la coma, el punto y coma, los dos puntos, los puntos suspensivos. Los dobles como los de interrogación, admiración, exclamación, comillas, paréntesis, corchetes.


La puntuación varía de acuerdo a la lengua, no se utiliza la misma en español que en inglés, francés o alemán. También cambia de acuerdo a la preferencia que muestran los escritores al momento de elegir los signos dentro de un texto. Hay quienes se les conoce como “comistas”, mientras que otros optan por incluso no usar este signo. Pero a pesar de las diferencias estilísticas lo que se busca es que el discurso sea entendido.


Ni una bonita letra o un creativo diseño pueden salvar y mucho menos ocultar un error ortográfico, por eso hoy les compartimos una infografía sobre unos extraños signos de puntuación a cargo de Pixartprinting, una empresa especializada en artes gráficas, que nos ilustra sobre una puntuación poco conocida y su uso.


La serie ilustrativa nos muestra con gráficos coloridos y sencillos el signo con su nombre y su respectiva explicación para saber cómo y en qué momento utilizarlo.


Para seguir ilustrándonos y conocer más trabajos de Pixartprinting sólo den click en el nombre.


lunes, 31 de diciembre de 2012

Proyecto para divertirse... pero también para corregirse

Erase una vez un chavo español de nombre Pablo Zulaica Parra que se dio a la tarea de ponerle acento a todas las palabras mal escritas que veía en la calle. De ahí se le ocurrió crear el proyecto Acentos Perdidos por allá del año 2009. Pablo generó mucha empatía entre personas preocupadas por el mismo mal que aqueja al idioma español que se le unieron en la difícil tarea de poner acentos a los carteles. A diario se encuentran en la calle palabras mal escritas o mal acentuadas. De hecho, por la red corren innumerables mails con estos defectos.

Acentos Perdidos está conformado por muchísimas personas de diferentes procedencias que pretenden “corregir, fotografiar y recopilar los acentos gráficos mal colocados en cualquier cartel escrito en español, donde quiera que éste se hable, como símbolo de una actitud de respeto y de disfrute hacia las letras, pero sin perder rigor ni identidad.”

Sumándole al fino arte de la correción ortográfica, estas personas están dispuestas a ayudar a los maestros preocupados por la correcta redacción con la impartición de cursos; editaron el cuento “Los acentos perdidos”, y; se puede participar siguiendo su política ortográfica.
 
Tal ha sido el impacto, que el movimiento se ha replicado en medios de comunicación masivos de Latinoamérica, Europa, Canadá, Estados Unidos y Japón. La campaña Sprite Street Films de la compañía Coca-Cola hizo el siguiente video para tener una idea de qué se trata Acentos Perdidos en su visita a la ciudad de México:
 
 
Para adentrarse más en esta iniciativa, aquí está la dirección del blog http://acentosperdidos.blogspot.com/