Mostrando entradas con la etiqueta Peluquería. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Peluquería. Mostrar todas las entradas

jueves, 10 de julio de 2014

Todos tienen a alguien en la cabeza


Corto, largo, negro, rubio, castaño, ondulado, chino, lacio así de diverso es el tipo de cabello que le crece al ser humano, sin contar que con la edad y el paso del tiempo la cabellera va cambiando, se va perdiendo o la vamos modificando dependiendo lo que está en tendencia o como dicen "a la moda lo que a cada quien le acomoda".



El cabello no existe sólo para decorar la cabeza y enmarcar el rostro. Es una protección que nos mantiene abrigados, preservando el calor (perdemos un 90% del calor del cuerpo a través de la cabeza). Además de que protege al cuero cabelludo del sol y el frío y de algunas posibles lesiones, gracias a que nos sirve de amortiguador.



El pelo es algo que constantemente modificamos, aquellos que tienen una cabellera oscura prefieren aclararla, los que tienen chinos lo alisan o viceversa. El cabello tiene la cualidad de ser modificable a gusto de cada persona. Y aunque es una parte importante de nuestro cuerpo, en ocasiones el debilitamiento y la pérdida del mismo es inevitable. Claro, también hay quienes, aunque gocen de una melena envidiable, prefieren deshacerse de ella.



En otros casos como los adolescentes que están en la etapa de la secundaria es requisito, al parecer indispensable, que tengan el cabello corto, si no puede ser objeto de una sanción –por lo  menos eso es lo que recordamos de nuestros tiempos-, por lo que ahí no hay de otra y el corte en tendencia es el casquete corto. Incluso los jóvenes que acuden con su peluquero de confianza ya no tienen que especificar cómo lo quieren, los expertos ya saben lo que tienen que hacer y qué número de hoja de la rasuradora debe usar.



Elegir un corte de cabello, aunque puede tratarse de un asunto banal, es una decisión hasta cierto punto importante, pues también define nuestra personalidad, y queramos o no, también se debe considerar el medio en el que nos desenvolvemos. Ya les contamos del caso de los estudiantes de secundaria, pero qué hay de los oficinistas, en el caso de la gente que trabaja en un medio creativo: agencias de publicidad, de diseño, televisión, cine, tiene más oportunidad de elegir lo que le guste.



Para aquellos que no tienen restricciones por cuestiones laborales o escolares, y que además son extrovertidos, les presentamos a un estilista que es todo un artista, Rob Ferrel, fundador de la peluquería Rob The Original, ubicada en San Antonio, Texas.



Rob es muy hábil utilizando las tijeras y la cortadora de cabello. Un cliente puede llegar y pedir que le pase la del dos, lo que significa que quiere un corte muy pegado a la cabeza en los lados y la parte de atrás, pero no sólo eso también pide traer en la cabeza a su jugador de futbol favorito. Rob sin pensarlo pone manos a la obra corta, rebaja, rasura, traza, dibuja, delinea y ¡sorpresa! Messi aparece como tatuado en la cabeza del fan.



El profesional del cabello le da forma a cualquier personaje solicitado: futbolistas, basquetbolistas, personajes de cómics, caricaturas, de serie de televisión, del cine, cualquier imagen de la cultura popular puede ser recreada en la cabeza de quien así lo desee.



Ni el joven manos de tijera hace diseños tan detallistas como Rob Ferrel. Si les late cómo corta el cabello y quieren conocer más cortes sólo den click en su nombre y apellido.