Mostrando entradas con la etiqueta Puntillismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Puntillismo. Mostrar todas las entradas

miércoles, 12 de octubre de 2016

La metamorfosis del puntillismo


Creer significa liberar en si mismo lo indestructible o mejor: liberarse o mejor aún: ser indestructible o mejor aún: ser”. Franz Kafka


Todos y cada uno de nosotros cambiamos, es más, todo cambia con el paso del tiempo. La transformación de los entes materiales e inmateriales vas sufriendo modificaciones en su estructura, en su esencia.


La posibilidad de cambio está latente en cualquier momento, no avisa ni tiene preventivos de cuándo va suceder, lo único seguro es que sucederá. La modificación de visiones, perspectivas, significados y significantes varía de acuerdo al momento en que ocurre el hecho.


Puede ser una evolución, pero no debemos de descartar la involución. Lo ideal es crecer, adaptarse al nuevo entorno y volver a esperar otro salto hacia adelante, sin embargo, hay otro camino que es pisado con la misma frecuencia que el deseado; ir hacia atrás es una opción muy común.


Por eso Kafka plantea una evolución de ser mejor en todo instante hasta llegar a la punta donde sólo exista el yo, el alma del ser, uno mismo.


Las posibilidades de los artistas del puntillismo son una analogía perfecta. Un solo punto puede transformarse en la creación de un universo nuevo, en la perfección de una vida más allá de la que conocemos. Sólo es un punto con millones de posibilidades.


Las obras puntillistas son ejecutadas en un solo plano, porque siempre existe una variante que nos decanta hacia una meta. El artista Jake Fried va más allá y nos muestra múltiples contenidos en un mismo plano.


La fusión de su creatividad como pintor con el hiper-lapse del video nos lleva por mundos desconocidos, inexplorados y ajenos a nuestra realidad. Cada punto es colocado de manera magistral, dando vida a personajes que entran y salen de escena dejando una carga visual.


Su imaginación es compleja, los significados quizá también lo son o todo depende de la interpretación que deseemos darle. El movimiento de sus obras permite ver una película surrealista.


Jake Fried rinde, sin tenerlo en mente, un tributo a Kafka, la metamorfosis de una mente que supera la expectativa del original. Así que si quieren conocer más de su obra, sólo basta con que den click en su nombre.