Mostrando entradas con la etiqueta Sociedad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Sociedad. Mostrar todas las entradas

lunes, 15 de mayo de 2017

Dechen. El control y el apego

 
Llevar una vida relajada de una sociedad que se mueve en el estrés, la presión, el control, no es sencillo, pero si se trabaja en ello, es posible. Todo está en la mente.
 
 
Querer que todo salga perfecto, buscar siempre tener el control puede llegar a ser frustrante cuando las situaciones toman otro rumbo que no habíamos previsto.
 
 
La necesidad de controlar acaba trayendo infelicidad y ansiedad que termina por enfermarnos.  Tratar de mantener el control supone una tensión  física, una actividad cerebral y nerviosa eterna de estado de alerta que acaba desgastando.
 
 
Para dejar de estresarnos por no poder controlar las cosas es importante saber aplicar el desapego, el ser libre, el “dejar ir”. El desapego es mantener la paz y la calma cuando no se puede cambiar o controlar algo.
 
 
El filósofo griego Epicteto decía que “La felicidad y la libertad comienzan con la clara comprensión de un principio: algunas cosas están bajo nuestro control y otras no. Sólo tras haber aprendido a distinguir entre lo que podemos controlar y lo que no, serán posibles la tranquilidad interior y la eficacia exterior”.
 
 
Para que comiencen una semana relajada les compartimos el cortometraje de animación Dechen  del diseñador Kaukab Basheer, en el que los protagonistas, un monje tibetano y su aprendiz nos enseñan a Ser soltando el control y el apego.
 
 
Dechen es un Ladhaki, monje budista tibetano en formación que siente pasión por la jardinería. Una noche tormentosa, rescata una flor tratando de protegerla en el interior del convento. A pesar de su cuidado y preocupaciones, la flor inexplicablemente comienza a desmoronarse. Dechen trata de aceptar la situación, pero es algo que lo pone muy mal. Angmo, su maestro se ve obligado a intervenir y rescatar a Dechen de sí mismo.
 
DECHEN from Kaukab Basheer on Vimeo.

martes, 7 de febrero de 2017

Rose, de 4 años, se une a la "Marcha de las mujeres"


Desde la candidatura de Donald Trump el mundo se puso de cabeza, la controversia, el descontento y la sorpresa de que un personaje tan polémico, con ideas y posturas tan radicales se postulara para Presidente del país más poderoso del mundo era impensable.

No había marcha atrás, después de una controvertida campaña y contra lo que presagiaban las encuestas, el candidato republicano fue elegido presidente electo imponiéndose a su adversaria demócrata Hillary Clinton en las elecciones del pasado 8 de noviembre de 2016.


Ante una ola de descontento y rechazo, el pasado viernes 20 de enero Donal Trump se invistió y tomó posesión de la presidencia.

Al sábado siguiente millones de personas se lanzaron a las calles de varias ciudades de Estados Unidos para protestar contra el recién presidente Trump. La llamada “Marcha de la mujeres” en donde no sólo adultos también niños alzaron la voz en defensa de sus derechos.


Rose, una niña de cuatro años, después de que sus padres Wendy y Mark, asistentes a la marcha, le explicaron de qué se trataba, ella también quiso unirse en la defensa de sus derechos, y lo hizo de una manera muy particular con ayuda de sus muñecas y con ayuda de sus papás y su hermana lanzó mensajes a Trump.


La marcha tuvo lugar en el patio de su casa ubicada en Virgina, con carteles hechos a la medida de sus muñecas, con mensajes creativos y acordes a cada personaje.


Además de Rose, a la manifestación acudieron la Mujer Maravilla, Cenicienta, Supergirl, la Hiedra Venenosa y Tiana, todas alzaban sus carteles con frases dirigidas al mandatario republicano como: “Trump es un sapo que yo no besaría”, “Todas las chicas son súperchicas”.


Parece una buena idea para enseñar a los hijos a luchar por las causas justas de manera pacífica.

viernes, 27 de enero de 2017

Aprender a valorar


Valorar lo que tenemos debería ser un asunto sencillo, pero hay a quienes no les ha costado ni esfuerzo, ni dinero, ni tiempo, y por eso es que no le dan el valor a las cosas y mucho menos a las personas que les han proporcionado todo,  ya sea a manos llenas o con sacrificios.

Bien dicen que lo que más se valora es lo que más cuesta, pues entendemos el esfuerzo aplicado para alcanzar una meta.


Pareciera que no es cosa fácil valorar en un mundo donde parece que las personas viven en constante competencia por demostrar quién tiene más cosas materiales, relaciones interpersonales, hasta quién es más guapo.

Esperamos grandes cosas y nos encantan los milagros o creer en la suerte. Nos preocupamos más por contar todas las cosas que no tenemos, todo aquello que deseamos que por disfrutar lo que tenemos y gozar la vida. Hay que ser más agradecidos con la vida.


A veces hacer comparaciones no es lo mejor porque las circunstancias son distintas y no podemos echarle en cara o molestarnos con quienes hay crecido en una familia con mayores oportunidades, pues seguramente para llegar a una posición con ciertos privilegios es porque trabajaron mucho para conseguirlo.

El ilustrador, director de arte, dibujante y diseñador gráfico de Auckland Toby Morris resume perfectamente lo que significa ser un privilegiado. Realizó un cómic sobre las diferencias sociales que se dan en el mundo, lo que intenta ilustrar es que tan distintas pueden ser las realidades de cada uno dependiendo el lugar donde se nace.



viernes, 20 de enero de 2017

Sociedades modernas


A esta vida hemos venido a disfrutar, pero ante el caos, los problemas sociales, la lucha de poderes, la falsa democracia, la desigualdad, la injusticia, y la lista sería extensa, la sociedad no puede ser pasiva, conformista, negarse a ver una realidad inminente, dejar pasar situaciones que la perjudican y que cuando se de cuanta ya no habrá marcha atrás, el daño será irreversible.



El grave problema está en que la sociedad se ha dejado envolver por cuestiones banales y se preocupa más por cuántos likes, comentarios y compartidos ha conseguido en las redes sociales.



El artista italiano Francesco Vullo ilustra con ironía la adicción de la sociedad moderna a las redes sociales, los teléfonos móviles, a los estereotipos de belleza.



Vullo combina objetos cotidianos, pinturas famosas y otros referentes de la cultura pop para crear imágenes que revelan la identidad de las sociedades.



Su trabajo está influenciado por los acontecimientos y la cultura contemporánea, por eso es que en su obra se ven reflejados mensajes sarcásticos llenos de crítica social. Su  objetivo es comunicar emociones y estimular a la reflexión.



Ilustraciones impregnadas de una visión irreverente del mundo y la sociedad moderna. Con precisión y sarcasmo, el artista denuncia las trivialidades más universales de la sociedad actual, la dependencia a las nuevas tecnologías, así como la pérdida de pensamiento individual.




Conozcan más de la obra de Francesco dando clik en el nombre.



viernes, 17 de junio de 2016

La vida cotidiana

Líderes de opinión e influencia

Estar pegados al celular, estar pendientes de las redes sociales, dejarse influenciar o manipular a los demás, dejarse llevar por las apariencias, ser volubles e hipócritas, cambiar el aspecto físico sólo por tratar de cubrir los estereotipos establecidos por la sociedad, no ser reales y llegar al extremo de engañarnos a nosotros mismos para agradar a los demás, son solo algunas realidades que ocurren de manera cotidiana.

Narcisismo en redes sociales

¿Resuelves los problemas usando lógica o instinto?

Es triste ver cómo hay personas capaces de hacer cualquier cosa por ser parte de un grupo, por adquirir un estatus, olvidar su esencia y ocultar sus orígenes por cubrir el sentido de pertenencia.

Úsalo mejor

La muerte de la privacidad

En la actualidad y con las diversas redes sociales, nos olvidamos del contacto físico, de relacionarnos en vivo y a todo color con los demás, la comunicación sólo se da por medio de un aparato.

Hora de dejar tu trabajo

Sé quien quieras ser

El ilustrador italiano Marco Melgrati radicado en México ilustra la triste realidad de la vida moderna que muchos no se atreven a ver o a aceptar: las relaciones en la era digital, el capitalismo, el estrés laboral, la guerra, la religión, la enajenación por las redes sociales.

Ama a tu enemigo

Karma

Cargada de humor sarcástico la serie hace una fuerte crítica a la sociedad, mostrándonos como el hombre de nuestros días se relaciona con su entorno. Al mismo tiempo su trabajo invita a la reflexión y a la conciencia social.

Hecho a sí mismo

Vanidad

Si les late el trabajo de Marco Melgrati den click en su nombre y conozcan más de su obra.

A través del amor
Aprender a olvidar