Mostrando entradas con la etiqueta Sueño. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Sueño. Mostrar todas las entradas

lunes, 29 de agosto de 2016

El placer de dormir


Grandes placeres de la vida que se disfrutan activamente son el comer y los llamados deleites del tacto, pero uno de los que muchos disfrutamos es gozar de la cama en un sentido onírico, dormir. Habrá quienes consideren que reposar el cuerpo y dejarse seducir por los brazos de Morfeo es una pérdida de tiempo, horas de vida desperdiciadas, pero dormir es parte de fundamental en la vida del ser humano.



Dormir bien es esencial y positivo para el organismo. Un sueño reponedor permite cumplir de mejor manera las exigencias diarias, ayuda a controlar el estrés, a mantener un estado de ánimo equilibrio, nos hace más activos.



Desafortunadamente hay quienes padecen algún trastorno del sueño, dificultades para conciliar el sueño o permanecer dormido, quedarse dormidos en momentos inapropiados, dormir demasiado e incluso tener comportamientos inusuales durante el sueño.



Otras personas no tienen dificultas para conciliar el sueño y donde les agarre no tardan en acomodarse, cerrar los ojos y dar paso a tal placer.



Los niños son un buen ejemplo de que cuando tienen sueño no les importa dónde estén y en qué posición se encuentren, simple y sencillamente se dejan llevar y sucumben al buen dormir.



Hoy les compartimos unas divertidas imágenes de varios pequeñines que se quedan dormidos dónde sea, encima del perro, de cabeza, prácticamente parados, en el baño, en una silla y dónde Morfeo los seduzca.



jueves, 6 de agosto de 2015

A la camita


Cuántas veces hemos pensado o pronunciado en las mañanas la frase “¡5 minutos más!”, hasta mi sobrina a los 4 años de edad la decía. Lograr abrir los ojos para comenzar un nuevo día siempre es complicado. Seguro una de las cosas que más nos molesta es cuando suena el despertador o cuando alguien se acerca para decirnos que es hora de levantarnos.



Cuesta más trabajo cuando las horas de sueño han sido insuficientes, pero a muchos de nosotros nos pesan las cobijas aún cuando hayamos dormido diez horas, pues el dormir tantas horas tampoco garantiza que se haya tenido un sueño de calidad y reparador.


Supuestamente, lo recomendable es tratar de dormir de 7 a 8 horas, para lo que también se debe tomar en cuenta la hora en que nos acostamos, pues el descanso no será lo mismo si vamos a la cama a las 10 de la noche que a la 1 de la mañana.



La necesidad de sueño cambia en cada persona de acuerdo a la edad, al estado de salud, estado emocional y otros factores. El tiempo ideal de sueño es aquel que nos permita realizar las actividades diarias con normalidad.



No conozco a alguien que no le guste dormir, una cosa es que sufran algún tipo de trastorno del sueño y sea todo un reto conciliarlo aunque sea poco tiempo, pero eso no significa que no les guste y que por voluntad no realicen esta actividad tan placentera y necesaria con la que se restablece el equilibrio físico y psicológico. Nos ayuda a desestresarnos, olvidarnos de problemas, aclarar nuestra mente, relajarnos.



Dicen que la noche se hizo para dormir, que el cuerpo no logra un buen descanso si lo hace durante el día, pero lo cierto es que una siesta, un coyotito, un sueño reparador, o como queramos llamarle, por las tardes también se agradece.


Para los que dormir es una auténtica pasión, los del sitio web ruso Lingvistov crearon una serie de postales sobre aquellas cosas que sólo las personas dormilonas podrán entender a la perfección, y que bien justifican su estado de somnolencia.



Graciosas ilustraciones que nos muestran lo placentero que es dormir y algunas situaciones con las que varios podríamos identificarnos.


Conozcan más del sitio Lingvistov dando click sobre el nombre.