Mostrando entradas con la etiqueta Terror. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Terror. Mostrar todas las entradas

jueves, 6 de abril de 2017

El lado siniestro de LEGO





Cuando escuchamos la palabra LEGO de inmediato lo relacionamos con horas y horas de inventiva infantil. Vemos en el imaginario bloques y más bloques apilados dando forma a una figura o estructura.




Las tiendas departamentales tiene una sección dedidaca a LEGO, donde además de comprar las novedades, también miramos figuras en tamaña real como Darth Vader o Michael Jordan, incluso bólidos de la Fórmula 1.




No podemos negar que una vez que estamos frente a cientos de ladrillos multicolores, penetra la necesidad de sentarse y crear algo, inventar una figura o recrear algo ya establecido.




Y aunque parece increíble, la compañía danesa piensa en los adultos, por eso creó una división llamada LEGO Serious Play enfocada para los adultos. Su objetivo es explotar la imaginación y el pensamiento para crear figuras que se conviertan en metáforas de la identidad de una empresa.




Y esta migración de los juegos infantiles al pensamiento adulto es retomada por el fotógrafo Mike Doyle para formar una compilación que se encuentra en el libro Beautiful LEGO 2: Dark.




Una serie de fotografías que no tienen nada de infantil, y mucho menos de inocente. Dentro de sus páginas podemos encontrar esculturas legolescas que muestran el lado siniestro de los bloques.




Diversos trabajos de diversos artistas que fueron captados para trasladarlos a un libro que muestra que hay vida más allá de la infancia, una vida con una visión bizarra que rompe con los cánones de lo establecido en los juegos infantiles.



Para ver más trabajos de Mike, den click en su nombre.

jueves, 19 de enero de 2017

Ese desayuno si me gusta


Uno de los desayunos más rápidos del Oeste es el cereal. Prepararlo no requiere más que abrir el bote de leche y la caja del cereal, sacar un plato y la cuchara, verter las hojuelas y la leche y para adentro.



Parecen muchas tareas, pero son a la velocidad de la luz, ya que por lo regular ese desayuno es producto de la falta de tiempo para sentarse plácidamente en la mesa a disfrutar un alimento balanceado.



La prisa es la mejor aliada del desastre personal, sin embargo, nadie puede negar que hasta en los momentos de mayor presión, el cereal es muy rico, disfrutable y más si aún está crujiente, remojado es la pasta total de maíz y/o trigo.



Los de Kellog’s, principales promotores de desayunos y cenas ligeras, se encargan de crear nuevos y variados alimentos, así como del rediseño de los empaques con el fin de continuar con su nicho de consumidores y adquirir más comensales que se enamoren de sus virtudes recientes.



La predilección por una presentación, sabor o valor nutrimental es cosa de cada adulto. Por supuesto son ellos quienes heredan el gusto a las nuevas generaciones, aunque nunca falta el niño que rompe la regla.



Con el auge del género del horror en el cine y la televisión, resultado de la oleada vintage por recordar los escalofríos que provocabn Freddy Krueger o Jason Voorhees, el artista gráfico Newt Cloninger-Clements reelabora a la familia Kelllog’s con nuevos diseños que podrían elevar sus ventas.



El toque terrorífico lo implanta en la caja y en el producto. En lugar de hojuelas o palitos de fibra, Newt plantea el conjunto de pequeñas tartas que tienen la forma de esos personajes que se apoderaron de nuestras pesadillas en la infancia.



Claro está que para saber quién saldrá de la caja, el cuerpo espeluznante de la maldad se encuentra impreso en la parte frontal del empaque, eso si, en la parte posterior se encuentran los valores nutrimentales para que las mamás estén tranquilas de que sus retoños siguen adquiriendo las vitaminas y minerales que necesitan.


Si les gustaron las Pop Tarts, pueden mirar más dando click aquí.

viernes, 2 de diciembre de 2016

¿Qué hay dentro de su cabeza?


Aunque muchos piensen que saben qué es lo que piensa el otro –o tendemos a pensar por los demás, quizá por eso lo creemos-, en realidad nadie más que la persona sabe qué hay dentro de su cabeza.


Muchas veces no terminamos de conocer a las personas, por más tiempo que estemos con ellas. Bien dicen que "cada cabeza es un mundo”, una entidad que difícilmente entenderemos y comprenderemos al 100%.


Cuántas veces sucede que el físico no corresponde con la mente. Hay quienes son muy darkies por fuera, pero por dentro son cursis. La cabeza es un universo aparte que a través de los siglos ha sido estudiada y aún no se tienen conclusiones totales de sus procesos neuronales.


De cuidado debe de ser que la mente es una de las entidades más peligrosas. Es capaz de realizar actos inimaginables. El ilustrador holandés Mathijs Vissers retoma estas cualidades tenebrosas para crear una serie de ilustraciones tituladas The Floating Freaks.


El blanco y negro de cada imagen acentúa los pensamientos más malévolos de personas que trataron de ocultar sus distorsiones de la realidad. Seres ocultos dentro de la cabeza, en apariencia, inocente.


Para conocer más de Vissers, den click en su apellido.

viernes, 30 de septiembre de 2016

Inocencia grotesca


Cada año los niños y sus papás esperan con ansias las películas infantiles; nuevos seres, personajes fantásticos que se apoderan de las pantallas, los juguetes y todo lo que se relacione y tenga la licencia de distribución.



Las animaciones de Disney son las que se llevan las taquillas, ya sean con la multifranquicia rentable de las Princesas o lo que sale de la mente de esos geniecillos de Pixar son un rotundo éxito.


Este tipo de películas, por lo general, son inspiracionales y aspiracionales. Cuántos chiquitines buscan emular lo que representan los personajes, cuántos se disfrazan para las fiestas de sus amiguitos, cuántos hablan y los imitan.


Los contenidos siempre se debaten entre el bien y el mal, por supuesto, siempre triunfan los buenos, no sin antes dejarnos una enseñanza. Los buenos se caracterizan por su bondad, hermandad, pero sobre todo, por su inocencia, plasmada en los trazos que los diseñadores otorgan a los protagonistas.


Se imaginan que toda esa buena onda que despiden las princesas, animalitos, robots, carros y demás parafernalia colorida se transformara en zombi, que tuvieran su lado bizarro como en aquel episodio donde el canario Piolín se transforma en mostro. ¿Los papás llevarían a sus hijos al cine?


Para darse una idea de cómo lucirían, el artista sueco Dennis Carlsson, alias Disse86, reversiona varias caricaturas, otorgando en cada cartón que dibuja los atributos necesarios para aparecer en un capítulo de The Walking Dead o una película de George Romero.


La brutalidad y la falta de ser políticamente correcto son su sello de distinción. No busca agradar a los pequeños, mucho menos a sus papás, sino a ese grupo de mentes perversas que les encanta romper con lo establecido.


La inocencia se fue por el caño, Winnie Pooh y compañía vienen con hambre de carne y sangre, lo dulce ya no va con ellos, se empalagan, así que prefieren ser la imagen perfecta de lo grotesco, formar parte de las pesadillas de cualquiera que se enfrente a ellos.



Si quieren saber más de Disse86, den click en el alias.

viernes, 24 de abril de 2015

Los trazos de la maldad


Asesinos, psicópatas, muertos vivientes, caníbales han aparecido en el cine para hacer de la vida de los protagonistas una pesadilla. Ejemplos hay muchos: Freddy Krueger, Eso, Chucky, El Guasón, Jigsaw. Uno de los malvados considerados de los más temibles en la historia del cine es Hannibal Lecter, el personaje interpretado magistralmente por Anthony Hopkins.



Muchas han sido las caras de la maldad que se han asomado por la gran ventana del séptimo arte. Alfred Hitchcock, el maestro del suspenso, decía que “Cuanto más elaborado sea el malo, mejor será la película”. Villanos que por su personalidad y sus crueles actos han llevado a la maldad a su máxima expresión.



¿Por qué existen los malos en las películas y por qué nos gustan tanto? Al espectador le llaman la atención los villanos siempre y cuando sean bien logrados, que sea creíble su maldad, tanto que haga creer que es posible en la vida real. Existen, porque si hay un lado claro debe existir un lado oscuro. Todo indica que estos personajes viven y gustan porque son una especie de catarsis, funcionan como una válvula de escape.



Ser buenos en la vida diaria es un papel difícil de representar, requiere mayor trabajo que el que exige un ser malvado, transgresor, por tal es que los villanos aunque son negativos y desagradables, provocan en el espectador un sentimiento de atracción, pero también de aversión.



Hay villanos que tienen algo especial y por eso es posible que nos provoquen cierto grado de empatía. Jan Martí autor del libro Los malos del cine’ cree que hay distintos tipos de villanos con los cuales nos identificamos.



“Hay malos que tienen aspectos positivos que nos atraen y nos hacen olvidar o dar poca importancia al hecho de que son asesinos, maltratadores, como Hannibal Lecter. Entre los que no tienen elementos marcadamente positivos hay algunos que nos divierten y nos convierten en niños traviesos disfrutando de lo prohibido, como El Guasón. Los que nos ayudan a liberarnos de alguna frustración personal, que normalmente son personajes vengativos, como Max Cady de ‘Cabo de Miedo’”. Hay otra categoría en la que clasifica a los verdaderamente malos y en la que cree entran aquellos que no generan nada de conexión con el espectador, por ejemplo Amon Goeth, el nazi de ‘La lista de Schindler’.



La diseñadora gráfica Sofia Ayuso, originaria de Portugal, se ha inspirado en los rostros del cine de terror y el thriller para crear su obra ilustrada titulada Horror Related Characters. Una colección minimalista que rinde tributo a los personajes espeluznantes de las películas de terror clásicas, como las gemelas de ‘El Resplandor’ y Freddy Krueger de ‘Pesadilla en la Calle del Infierno’.



Ayuso utiliza líneas negras simples para ilustrar cada personaje, respetando las características esenciales de cada uno, sus trajes, peinados, accesorios. Eso hace fácil su reconocimiento al ver las imágenes.



Con unos cuantos trazos y sin necesidad de dibujar el rostro, Ayuso logra captar la esencia de los personajes más icónicos de famosas películas y novelas de terror.



Si quieren conocer más de las obra de Sofia Ayuso, sólo necesitan dar click sobre el nombre.